Finalmente, el mal tiempo no fue un problema para la quinta edición de La Ventana, ya que el cambio de ubicación —de los jardines del Castillo a Ifeza— no fue impedimento para que los zamoranos se asomaran a este espacio de diseño que acerca las últimas creaciones de pequeños productores de distintos puntos de España.