Nuevos vertidos de aguas amenazan el río Duero a través del aliviadero del colector en los Tres Árboles de Zamora. Así lo denuncia UPL, que ya en los primeros días de junio advirtió sobre esta situación que se produce "casi a diario y coincidiendo con las horas de la noche, ya que las descargas de líquido disminuyen o se interrumpen durante las horas de luz". El Ayuntamiento salió al paso tras la primera denuncia de UPL indicando que las aguas procedían de la fuente cercana, una respuesta que para UPL "carece de consistencia puesto que las horas en que se producían los vertidos ni coinciden ahora ni coincidían entonces con las horas del funcionamiento de los chorros de la fuente y el vaso de la misma siempre mantiene el nivel  estable de líquido elemento".

El rastro de los vertidos del colector de los Tres Árboles al río. M. H.

El portavoz del grupo, Manuel Herrero, observa que "dada la ubicación del aliviadero, en una zona recreativa con pistas de petanca, bancos, mesas, zona de juegos, patinaje break y terraza del merendero no resulta el lugar más apropiado para destinar la salida aun ocasional en caso de funcionamiento óptimo de un aliviadero del colector de aguas residuales". Por este motivo, UPL propone la reubicación de este evacuador al río. A su vez, pide fórmulas técnicas para mitigar los olores que produce mediante la incorporación de "sifones, compuertas de apertura automática por empuje de aguas o incluso un desagüe por debajo de la línea mínima de flotación en el cauce del Duero".

Medidas

Herrero censura que el equipo de Gobierno municipal "no afronta el problema con la seriedad y el interés requeridos, ya que dado que la ciudad ha ido creciendo aumentando el número de edificios que enganchan al colector y, si bien en algunas zonas se han aumentado la capacidad de la tubería, algunos ramales se conservan", plantea, poniendo como ejemplo el tramo paralelo al rio.

Sin perjuicio de otras medidas que se tomen para evitar el vertido continuo de aguas desde el aliviadero del colector al Duero, UPL insta además a la Concejalía de Urbanismo a que realice un limpieza de la zona del río afectada, "donde entre espadañas y otras vegetaciones se mezclan desechos propios del colector, lo cual además de ser un flujo de alta contaminación del medio resulta un caldo de cultivo de gérmenes, así como propicia la aparición de plagas de insectos".