La Audiencia Nacional juzga este lunes a Iñaki Reta de los Frutos acusado de participar en 2010 en un traslado de armas y explosivos de la banda terrorista ETA desde Francia a Portugal en una furgoneta que fue interceptada en Zamora por lo que la Fiscalía pide que sea condenado a 18 años de prisión, informa Europa Press. Según explica el Ministerio Público en su escrito de acusación en la furgoneta se halló material suficiente para haber confeccionado más de doscientos dispositivos de artefactos explosivos para la comisión de atentados.

Por estos hechos la Audiencia ya condenó al exjefe de ETA Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, ATA, a diez años de cárcel, y a Jon Etxeberria Oiarbide, a nueve.

Iñaki Reta fue detenido en 2015 en Francia, condenado en 2018 a ocho años de cárcel y en 2019 el Tribunal de Apelación de París aceptó entregarle a España para ser juzgado por el citado traslado de armas y explosivos.

Se enfrenta a dicha petición de la Fiscalía de 18 años de prisión como presunto autor de los delitos de depósito y transporte de armas, municiones y sustancias explosivas e inflamables así como de integración en organización terrorista.

En su escrito de acusación la Fiscalía relata que ETA tenía en Óbidos (Portugal) una vivienda como base de apoyo logístico para desarrollar sus actividades criminales con vistas a la ejecución de atentados terroristas en España.

Para trasladar desde Francia a dicha base de Portugal material Mikel Kabikoitz, utilizando documentación falsa con otra identidad, alquiló el 7 de enero de 2010 en Macon (Francia) la furgoneta y un coche para que sirviera de lanzadera durante el trayecto.

Garikoitz García Arrieta e Iratxe Yáñez Ortiz de Barron -ya condenados por estos hechos- iniciaron el viaje el 9 de enero de 2010 conduciendo la furgoneta y el coche, respectivamente, desde el sur de Francia hacia España, con destino a Portugal.

Pasadas las nueve de la noche de ese día una patrulla de la Guardia Civil de Bermillo de Sayago (Zamora) vio la furgoneta parada en la travesía de esta localidad y que reanudaba la marcha al percatarse el conductor de la presencia del vehículo policial.

La furgoneta se detuvo de nuevo a unos 300 metros en un estacionamiento ubicado en la travesía, donde los agentes decidieron identificar al conductor, que mostró un DNI falso a nombre de otra persona.

Mientras uno de los agentes observó que el coche conducido por la mujer pasó hasta en tres ocasiones por la travesía circulando en ambos sentidos hasta que finalmente se fue en dirección a localidad de Moralina.

Material intervenido en la furgoneta interceptada a los etarras en Bermillo de Sayago L.O.Z.

Los agentes descubrieron en la furgoneta varias bombonas de gran tamaño, un bidón metálico y placas de matrículas y en un momento dado Garoikoitz García Arrieta empujó con violencia a uno de ellos hacia el interior del vehículo y se apoderó del coche patrulla de la Guardia Civil con el que se dio a la fuga en dirección a Portugal.

Cruzó la frontera por el paso de Bemposta-Mogadouro sobre las diez de la noche y media hora más tarde fue detenido en la localidad portuguesa de Moncorvo por agentes de la Guardia Nacional lusa, que le intervinieron 2.500 euros en billetes de cien y la llave de la furgoneta.

Por su parte Iratxe Yáñez de Barron fue detenida una hora más tarde cerca de Barraguen do Pocinho cuando circulaba con el vehículo lanzadera por agentes de la Guardia Nacional portuguesa, que le intervinieron 10.365 euros y documentos de identidad falsos con su fotografía.

El fiscal explica que en una cinta de embalar que se encontraba en la furgoneta se descubrieron huellas de Iñaki Reta y Jon Etxeberria, que, coordinados por Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, participaron en el depósito y transporte del material intervenido en la misma