Un total de 827 zamoranos serán los primeros que reciban la tercera dosis de vacuna contra el coronavirus, personas transplantadas o con tratamientos de inmunosupresión que serán captados por el propio hospital donde reciben tratamiento. Se les administrarán dosis de Pfizer y Moderna, sin que el hecho de que la inyección sea distinta a la que tienen en la pauta completa influya negativamente para el resultado final. La Junta, indicó el vicepresidente, Francisco Igea, es partidaria de inmunizar también con la tercera dosis a los mayores de las residencias, aunque de momento la decisión no ha sido avalada a nivel nacional.

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, recogiendo las recomendaciones de la Comisión de Salud Púbica y de la Ponencia Técnica de Vacunas, aprobaba ayer la administración de dosis adicionales en personas que han recibido la pauta completa de la vacunación frente al COVID-19 y forman parte de los grupos poblacionales a los que, por riesgo sanitario, se les recomienda nuevas inoculaciones vacunales.

Estos grupos son las personas con trasplante de órgano sólido; los receptores de trasplante de progenitores hematopoyéticos; y los pacientes en tratamiento con fármacos anti CD20 (inmunosupresores), como los que se utilizan en algunos tipos de cáncer.

La estrategia de vacunación a seguir en Castilla y León con estas personas será de captación activa a través del propio hospital de referencia, en las consultas específicas donde estos pacientes son seguidos o donde sea determinado por cada centro asistencial.

En cuanto a las dosis adicionales a administrar éstas serán de ARN mensajero  preferiblemente del mismo tipo vacunal a las que ya les hayan sido inoculadas, es decir Pfizer al quien tenga esta pauta puesta y Moderna a los que se vacunaron inicialmente con ella.

En el caso de personas que se encuentren recibiendo o hayan recibido terapia inmunosupresora con motivo de un trasplante de órgano sólido, independientemente del tiempo transcurrido, se les administrará, también a los pacientes programados para este tipo de intervenciones, una dosis adicional, al menos, veintiocho días después de hacer recibido la segunda de las inoculaciones.

En el caso de receptores de trasplantes de progenitores hematopoyéticos que, en los dos años anteriores haya recibido dicho trasplante, la recomendación es de una dosis adicional siempre que ya sea haya administrado la pauta completa; en el caso de trasplante reciente, con la pauta inicial ya completada, se facilitará dos dosis más, comenzando entre dos y seis meses tras el procedimiento.

Para las personas con tratamiento con fármacos anti CD20 (entre los que se encuentran Rituximab; Ocrelizumab; Ofatumumab; Obinutuzumab; Ibritumumab Tiusetan Veltuzumab y Tositumomab; Veltuzumab no autorizado en la UE y Tositumomab no comercializado en España), la dosis adicional deberá administrarse durante el tratamiento, a ser posible quince días antes del ciclo de medicación que corresponda; si el tratamiento ha concluido, los pacientes se considerarán inmunodeprimidos y, por tanto, candidatos a recibir esa dosis hasta tres meses para todos los fármacos anti CD20, excepto para Rituximub, que se alargaría hasta seis meses.

TODO SOBRE EL CORONAVIRUS EN ZAMORA

VACUNACIÓN EN ZAMORA