Zamora avanza con paso firme en el proceso de vacunación y, si nada se tuerce, iniciará el nuevo curso a principios de septiembre con más de un 80% de su población inmunizada. Así se desprende de los datos que actualiza a diario la Junta de Castilla y León y del calendario anunciado el jueves para la próxima semana. Actualmente, un 77,42% de los zamoranos tiene ya la primera dosis y, entre el 9 y el 11 de agosto, se sumarán a ese porcentaje todos los nacidos entre 2003 y el octavo mes de 2009.

Si todo marcha como debe, la vacunación de los adolescentes permitirá que más de ocho de cada diez zamoranos tengan al menos la primera dosis el próximo miércoles y que los que aún requieran la segunda para completar la pauta hayan de esperar, como máximo, hasta el 1 de septiembre para cerrar el ciclo si les toca Pfizer, y hasta el 8 de ese mes si les corresponde el suero de Moderna.

Hay que recordar que un 68,25% de los zamoranos ya ha completado la inmunización en un avance que coloca a la provincia como el territorio más veloz de Castilla y León a la hora de administrar la vacuna a su población. No en vano, en apenas cuatro días, todos los mayores de 12 años habrán sido llamados a recibir la primera dosis después de algo más de siete meses de proceso. La cifra total de pinchazos en ese periodo supera las 238.000.

Con este panorama en lo que tiene que ver con la vacunación, Zamora mira con esperanza hacia el futuro, con el objetivo de evitar más olas que condicionen el devenir de la provincia desde el punto de vista sanitario y económico. Eso sí, con un ojo puesto en el parte diario que, para alivio de todos, este viernes se despachó sin nuevos fallecidos. Conviene subrayar que, en lo que va de quinta ola, ya se han contabilizado cinco decesos en el Complejo Asistencial.

Lo que sí hubo en la información actualizada de Sanidad fue un incremento de los casos declarados en relación a las jornadas previas. Zamora sumó 53 contagios este viernes, lo que eleva la cifra total de positivos confirmados con prueba diagnóstica por encima de los 17.000 en la provincia.

En todo caso, la tendencia de los casos sigue siendo descendente y Zamora se sitúa ahora en una incidencia de 412 contagios por cada 100.000 habitantes a 14 días. Esa tasa disminuye si se atiende solamente a lo sucedido en la última semana, cuando la incidencia se ha quedado en 159 positivos por cada 100.000 habitantes. De hecho, ya solo León presenta una situación más favorable que la de Zamora en estos siete días, después de que la provincia mejorara ayer las cifras de Salamanca.

Brotes activos

Por otro lado, los brotes activos también merman dentro de los cauces previstos en la recuperación. Los focos en marcha descienden hasta los 48 con 241 contagios vinculados, un número que se va reduciendo de forma paulatina. No en vano, el pasado viernes, la provincia acumulaba 83 brotes. La Junta no actualiza este dato durante los fines de semana, por lo que habrá que esperar al parte del lunes para conocer la evolución que lleva este indicador.

Por último, en lo referente a las hospitalizaciones en el Complejo Asistencial, la cifra subió ligeramente este viernes, aunque sigue fluctuando entre los 25 y los 35 ingresados desde hace ya días. Ese número se acomodó ayer en los 33, con 31 pacientes en planta y otros dos en la Unidad de Cuidados Intensivos. La reducción de los contagios debería redundar pronto en un descenso de la presión.