El nuevo bypass que conectará en Olmedo las líneas de Alta Velocidad de Zamora y Valladolid está más cerca de convertirse en realidad, después de que ADIF haya sacado a licitación la redacción del proyecto para la ejecución de esta infraestructura, tal y como figura en el Boletín Oficial del Estado en el día de hoy.

Se trata de un bypass de ocho kilómetros que permitirá el desvío hacia la estación vallisoletana de Campo Grande antes de llegar a Medina del Campo. Fuentes de la administradora han señalado que la construcción de la plataforma requerirá una inversión cerca a los treinta millones de euros.

La actuación, según las previsiones, supondrá potenciar los tráficos de alta velocidad entre el norte, el noreste y el noroeste peninsular, permitiendo que un tren que provenga de Palencia, León o Asturias, así como de Burgos, País Vasco o Barcelona, pueda, a través de esta infraestructura, acceder a la línea Madrid-Galicia. Y lo mismo en sentido contrario.