La lista de grandes morosos publicada por la Agencia Estatal de Administración Tributaria, los contribuyentes con más de un millón de euros de deuda, contiene los mismos diez nombres de empresas zamoranas del pasado año, aunque con una pequeña rebaja de la deuda, cifrada en torno a medio millón de euros.

Si el pasado año en el listado difundido por Hacienda en octubre, las diez empresas debían conjuntamente 22,1 millones en la relación que hacía público el departamento que dirige María Jesús Montero aparece un montante de 21,6 millones.

Cedilla S.L. y General de Cuadros Eléctricos superan los cuatro millones de deudas con Hacienda, Instalaciones Pevafersa se aproxima a los dos millones y medio, y entre uno y dos millones están Hermanos Tábara, Transportes C. Novoa e Hijos, Arcebansa, Díez y Compañía, Valdespino Ingeniería y Consulting, Martinsreg y Urbanizaciones Rhiconsa.

Las posibilidades de que Hacienda cobre un solo euro de la mayoría de estas firmas son muy remotas, ya que hace mucho tiempo que dejaron de tener actividad, pese a que en su día fueron de las más punteras de la provincia. Sectores como el de la construcción y la energía engloban a la mayoría de estas firmas que una y otra vez, de forma recurrente, aparecen en los listados de la Agencia Tributaria.

Encabeza la lista la misma que el año pasado, Cedilla S.L. que debe 4.781.388 euros al fisco. Se trata de una sociedad en liquidación que se dedicaba a la distribución de licores, que se vio implicada en varios profesionales judiciales acusada de fraude fiscal por el IVA precisamente en el sector de las bebidas.

También ocupa el mismo puesto que el pasado año, el segundo, General de Cuadros Eléctricos que, sin embargo, debe menos dinero, unos 50.000 euros. Esta firma, que llegó a ser una de las más conocidas de la provincia y ejemplo de emprendimiento, debe ahora mismo 4,3 millones de euros a la Agencia Tributaria.

Listado de los grandes morosos con Hacienda en 2021 en Zamora

Listado de los grandes morosos con Hacienda en 2021 en Zamora L.O.Z.

En el tercer puesto aparece otra de las empresas que fueron referencia de éxito en la provincia, la toresana Instalaciones Pevafersa dedicada a las placas solares y sin actividad desde hace años, con una deuda de 2.469.040 euros.

El cuarto puesto lo ocupa este año Hermanos Tábara, una de las grandes constructoras de obras públicas de la provincia que adeuda 1.934.100 euros, 14.000 euros menos que el año anterior. En cambio Transportes C. Novoa e Hijos de Benavente, otra sociedad el liquidación, debe exactamente lo mismo que el año anterior, 1,6 millones de euros.

En el sexto lugar del ranking aparece Arcebansa, hasta hace poco otra de las grandes constructoras de la provincia, que ha logrado enjuagar algo su deuda. De hecho, era el cuarto deudor más importante de Hacienda en la provincia y ahora es el sexto, al pasar de dos millones de euros a 1,6.

Díez y Compañía S.L., dedicada a la construcción de huertos solares es también una habitual de la lista de morosos debe casi 1,3 millones, cantidad muy parecida a la del año pasado. Le sigue una de las sociedades en las que se dividió Inzamac, Valdespino Ingeniería y Consulting, con 1.220.220 euros de deuda con Hacienda.

El noveno puesto es para la toresana Martinsreg SL Unipersonal, a quien se reclaman 1,2 millones de euros. Es una empresa dedicada también al sector de las placas solares, aunque sin actividad desde hace muchos años. Urbanizaciones Rhiconsa S.A., domiciliada en Madrid, cierra el “top 10” las grandes deudoras de Hacienda, con 1.072.858 euros.

Alcalser o Emilio Manso, que tuvieron intereses por estos lares, también figuran en la lista de morosos.