La vivienda que tenían en un pueblo próximo a Toro terminó por convertirse en una plantación de marihuana a espaldas de los dueños. Los inquilinos a los que se la habían arrendado resultaron ser integrantes de una organización dedicada al tráfico de drogas, que alquilaba casas para los cultivos del cannabis que trasladaban a camiones frigoríficos, debidamente aislados para mantener cosechas indoor. Los delincuentes también arrendaban naves para poder guardar los vehículos, según la información facilitada por la Guardia Civil, que ha desmantelado la red de tráfico de drogas tras un año de investigación que ha concluido con seis detenidos, ningún zamorano entre ellos, y la incautación de 781 plantas de marihuana.

VÍDEO | Operación contra los camiones de "paquetería" de Zamora que transportaban marihuana Ana Arias

En la vivienda de los zamoranos, los agentes hallaron “algunas plantas de cannabis, material para su cultivo, así como para confeccionar los camiones frigoríficos” en los que trasladaban las plantaciones entre las provincias de Zamora, Salamanca y Valladolid para evitar el control de la Guardia Civil, de acuerdo con la información facilitada por fuentes oficiales. El grupo criminal “era autosuficiente” para el cultivo y tráfico de drogas.