Nueva estadística de población y nuevo varapalo para las expectativas demográficas de Zamora. En esta ocasión se trata de las cifras de población residente, que no obstante presentan algunos aspectos positivos: la pérdida de población de Zamora se debe a que mueren más personas de las que nacen, pero no a que se vayan más de los que se vienen a vivir, ya que este último saldo, el migratorio tanto interior como exterior, es positivo.

Así, según esta fuente del Instituto Nacional de Estadística a 1 de enero de 2021 la población residente en Zamora es de 169.505 habitantes, que son 2.156 menos que el año anterior. Si se restan los nacimientos de las defunciones da como resultado que por la vía del saldo vegetativo habría perdido el último año 2.432 habitantes. Pero esta pérdida poblacional se atenúa debido a que Zamora ha sido capaz de atraer población, tanto del resto de España como del extranjero. El saldo migratorio exterior es positivo en 78 personas y el interior en 209.

Insuficiente

Evidentemente, es insuficiente para compensar la población que se pierde por la diferencia de fallecimientos y nacimientos, pero si se lograra mantener esta tendencia, es decir, saldos migratorios positivos, Zamora estaría en el principio de la solución al problema de la despoblación.

El análisis de los datos por tramos de edad ofrece unos resultados curiosos. Sólo hay dos décadas en las cuales la población de Zamora es mayor este año que el pasado: la que va de los 60 a 69 años, es decir, la edad de la jubilación, donde Zamora ganó el pasado año 521 habitantes, y la de los mayores de cien años, que son nueve personas más y superan ya el centenar, ya que pasan de 96 a 105.

En cambio las décadas con mayor pérdida de población son las de 30 a 39 años, con 623 personas menos, lo que indica que sigue habiendo emigración a otras provincias por motivos laborales, y la de 80 a 90, con 517 personas menos, dato que se explica posiblemente por la mayor mortalidad de estos tramos de edad. Las dos décadas de los 40 a 49 y de los 50 a 59 también presentan retrocesos de población importante, superior a los 300 en cada caso.

Un caso curioso se da con la estadística de los bebés. Los zamoranos de menos de un año. Este año se contabilizan 791 recién nacidos frente a los 838 del pasado, con una diferencia pues, negativa, de 47. Pero si se analiza por sexo, resulta que nacieron más niños varones, 452 frente a 434, es decir, 18 más, mientras niñas fueron 339 frente a 404, es decir, 65 menos. Aunque suele ser frecuente que nazcan más varores, el último año ha sido extraordinario.