La unidad de críticos del hospital Virgen de la Concha vuelve a tener un paciente de coronavirus ingresado, después de permanecer completamente limpia durante todo este mes de junio. La presencia de este paciente en la UCI es la única mala noticia de unos indicadores de riesgo muy positivos para Zamora en la última jornada. Incluidos los ingresos hospitalarios en planta que se quedan en tal solo seis, frente a los nueve de la jornada precedente.

La incidencia a 14 días baja de 80 y se queda en 79 casos por cien mil habitantes, mientras a 7 días desciende también a 30. Entre los mayores de 65 años la incidencia baja a 26 casos por cien mil en 14 días, mientras que en siete días se sitúa por debajo de 10 (9,43), es decir, en rango de nueva normalidad.

La propagación del virus se ha ralentizado mucho y apenas existe transmisión comunitaria. Lo dice el dato de velocidad de reproducción del virus, según el cual cada infectado transmite la enfermedad a una media de 0,69 personas (el conocido como índice IR). Y lo dicen dos indicadores del Semáforo COVID: la positividad de las pruebas (3,54 positivos por cada cien test que se realizan) y la trazabilidad (el 87,95% de los nuevos contagios son de origen conocido), ambos en parámetros de nueva normalidad.

TODO SOBRE EL CORONAVIRUS EN ZAMORA