Tras la tormenta de anoche y las intensas lluvias de primera hora de la mañana, Zamora encara el ecuador del mes de junio con una jornada dominical marcada por los chubascos. La Agencia Estatal de Meteorología desactiva el aviso amarillo por tormentas —a excepción de Sanabria—, aunque las precipitaciones también continuarán en el resto de la provincia, y el termómetro variará ligeramente: las temperaturas mínimas subirán desde los 15 hasta los 18 grados y las máximas darán un pequeño respiro bajando de los 34 a los 32 grados, aunque en general la sensación térmica será menor. 

El pronóstico de la Aemet será similar en el resto de la provincia: en Toro (18/33), Benavente (18/32) y Puebla de Sanabria (9/28).