Una situación familiar dolorosa es el punto de arranque del libro “La batalla de Laura”, escrito por Alberto Alonso. La protagonista es su sobrina, a la que hace tres años le descubrieron un cáncer. Su tío narra la experiencia personal en este tiempo, con ilustraciones de David, el hermano de Laura, realizadas también durante las largas jornadas de médicos y hospitales. El libro se presentó ayer en el Museo Etnográfico, dentro de los actos de la XXXV Feria del Libro.

–¿Quién es la protagonista del libro?

–La protagonista de esta historia real es mi sobrina, una niña que tenía año y medio en 2018, cuando comenzó todo esto, una verdadera luchadora y guerrera en este proceso que hemos vivido.

–¿Cómo comenzó esta historia?

–Laura empezó con unos síntomas totalmente normales, que consideramos que podían ser de cualquier cosa, menos algo grave. Deja de caminar y eso es detectado en el hospital de Zamora, pero a los pocos días se nos traslada que igual la gravedad es más grande y que nos tenemos que ir a Salamanca. El desarrollo de enfermedad está en ese centro, en el que se le detecta que la enfermedad está producida a través de tumores. Al final es un cáncer y deben tratarla en la unidad oncológica.

–¿Cómo surgió la idea de escribir sobre esta experiencia?

–Primero, por un desahogo personal y familiar, para poder soltar todo lo que estábamos viviendo. La idea era escribirlo, independientemente del final. También estaba la intención de dejar algo escrito para dar visibilidad a todos estos casos que pasan día a día con niños muy pequeños dentro de las plantas oncológicas.

–¿Costó más expresarse siendo algo tan cercano?

–Fue muy complicado, porque era vivir ese momento y revivirlo cuando te ponías a escribirlo. De hecho, ahora no he vuelto a leer el libro entero, porque son sensaciones que se te quedan marcadas y además son muy recientes. La protagonista del libro es Laura pero hay muchos niños detrás que también son protagonistas, con historias paralelas en las que no todo han sido finales felices, lo que te deja un poso que está a flor de piel y que constantemente lo vamos a tener ahí. Ver a niños que no superan sus enfermedades es algo que marca y que tenemos como tabú o escondido, pero son realidades que debemos conocer, para que nos pongan los pies sobre el suelo.

Alberto Alonso presenta en el Museo Etnográfico su libro "La batalla de Laura" Emilio Fraile

–Aparte de ese desahogo personal, ¿cómo puede ayudar este libro al lector?

–Humildemente, creo que para que los que vayan a vivir esta situación o la estén viviendo es trasladarles a una cierta normalidad. Habrá capítulos del libro que los vayan a vivir como lo hicimos nosotros y otras familias. Y para el resto de los lectores servirá para concienciar, descubrir una realidad que existe más allá de lo que se puede ver en la televisión, con familias normales y situaciones que pueden pasarle a cualquiera.

–También hay una finalidad económica.

–Las donaciones por su venta irán a la asociación Pyfano, que apoya a niños con cáncer. El libro lo he producido yo, no hay ninguna editorial detrás para controlar que el único gasto que hay es el de producir el libro y, a partir de ahí, los ingresos son para esta asociación, porque creo que es una manera de ayudarles y devolverles parte de lo que han hecho por nosotros en Salamanca.

–¿Cuál es la situación actual de Laura?

–Esta lucha son batallas que, por desgracia, no encuentran un fin. Laura sigue en un proceso que, de momento, está controlado y estable, pero siempre abierto a posibles cambios y evoluciones no tan positivas. De repente, puede ir hacia atrás y encontrar algo nuevo. Se está siempre con esa prudencia, pero también con positivismo, porque tenemos que estar muy contentos de los equipos médicos que tenemos, que son personas maravillosas y muy bien preparadas, sin olvidar que el cáncer es la primera causa de muerte en la infancia. Hay que tener claro que hay historias detrás que por desgracia siguen siendo mucho más duras que las de nuestra heroína, así que hay que darle fuerza a todas esas familias.

–¿Cómo se puede adquirir el libro?

–Lo estoy distribuyendo a través de las redes sociales y también está ya en algunas librerías, ademas de poder conseguirse en la Feria del Libro. La idea es que la gente sepa que, además de conocer una historia real, están aportando un pequeño grano de arena a esta causa.