Un incendio con origen en el interior del antiguo restaurante La Casita, en la zona de la cocina, al parecer, por acumulación de aceites, causó daños en la chimenea, elemento por donde dos vecino observaron que salía gran cantidad de humo con “un olor intenso a goma quemada”, explica uno de los testigos que permaneció en el lugar hasta que llegaron los bomberos de la capital. El aviso lo había dado hacía las 17.00 horas del viernes otro vecino del barrio de Carrascal, en cuyo camino se sitúa el edificio, lo que permitió la inmediata actuación de siete efectivos del Parque de Bomberos de Zamora que acudieron en escasos minutos con un vehículos y la escala cuando los funcionarios detectaron que el humo procedía de la chimenea.

Los bomberos tuvieron que romper una zona del tejado para poder acceder al foco del fuego, que salió al exterior cuando se procedió a abrir espacio con mazas, “salían llamaradas junto a la chimenea”, indican testigos presenciales. La operación para apagar y controlar el fuego se llevó a cabo desde la chimenea, lo que impidió que se extendiera a otras zonas, abunda el testigo.

Los bomberos usan la escala para acceder al tejado Cedida

Los bomberos estuvieron unas dos horas trabajando para sofocar el incendio. Y lograron evitar que el fuego perjudicara a la estructura del inmueble, ya dañada por los actos vandálicos que ha ido sufriendo el viejo inmueble, en otro tiempo, uno de los restaurantes de mayor éxito de las afueras de la capital. Al parecer, costó determinar de dónde procedía la columna de humo que alertó al vecino que llamó al Parque de Bomberos y al otro que se mantuvo en el lugar hasta que concluyeron las labores de extinción.

El saqueo que ha sufrido el inmueble desde que el negocio se cerrara, al parecer, por quiebra, ha dejado totalmente destruido el interior del antiguo negocio, del que faltan todos los elementos propios del restaurante que fue de éxito, hasta las cañerías.