La provincia de Zamora posee un parque de viviendas envejecido, construido de media en los años 70, y con una baja eficiencia energética, de media calificación “E”, según un estudio realizado por el portal inmobiliario Idealista. Según el mismo estudio, el parque inmobiliario a nivel nacional tiene, de media, 45 años, y se encuentra en la parte baja del ranking de eficiencia energética, con una valoración media de “E”, la misma valoración registrada en la provincia de Zamora.

Respecto a la edad media de construcción se pueden observar diferencias notables, algo que desde Idealista achacan al desarrollismo y al diferente impacto que tuvo la crisis económica de la pasada década en cada una de las provincias españolas. De esta forma, mientras que en Toledo y Guadalajara la edad media de construcción de los inmuebles se sitúa en 2003 y 2001 (algo que, por cierto, no les sirve para tener un nivel de certificación energética superior a la media), la edad media de construcción de la provincia de Barcelona se sitúa en los años 60 y la de Zamora en los años 70. Una diferencia bastante notable.

En concreto, son diez las provincias con parques inmobiliarios construidos, de media, en los años 90: Almería, Segovia, Castellón, Huelva, Ciudad Real, Cuenca, La Rioja, Burgos, Soria y Lugo; y 22 en los años 80, como Huesca, Cáceres, Badajoz, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas, Ávila, Cádiz, Albacete y Alicante, entre otras.

Con una construcción media que data de los años 70, además de Zamora, se encuentran 14 provincias más: León, Navarra, Córdoba, Asturias, Álava, Cantabria, Baleares, Valencia, Madrid, Vizcaya, Zaragoza, Guipúzcoa, Palencia y Teruel.

Si analizamos capitales de provincia, es Barcelona la ciudad con el parque inmobiliario más antiguo, ya que se construyó de media en 1945. Le siguen San Sebastián (1964), Madrid (1967) y Bilbao (1969). En el lado opuesto, la ciudad con el parque más moderno es Ávila, cuyo parque inmobiliario fue construido de media en 1995. Le siguen Badajoz y Burgos (1993) y Albacete y Huesca, cuyo parque fue construido de media en 1992.

Respecto a la certificación energética, las dos provincias canarias, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas, tienen, de media, la certificación energética más baja, con una media de “G”, el último lugar dentro de la escala de eficiencia energética. En el lado positivo, hay siete provincias (Soria, Lugo, Palencia, Teruel, Huesca, Cáceres y Badajoz) que se sitúan en la categoría “D” y el resto de provincias se encuentran en la “E”.