Una empresa de la capital, Nasa Vestuario Profesional, tiene registrada en la Oficina Española de Patentes y Marcas un logotipo con la leyenda Zamora Enamora sobre un corazón de los colores de la bandera de la provincia. El gerente de la firma, Luis Santos, entiende que ha habido un plagio claro de la empresa que ha ganado el concurso convocado por Zamora 10 de su marca registrada, ideada en su día para comercializar unas mascarillas higiénicas junto a otra idea Zamora no se ganó en una hora ilustrada con el brazo del Peromato enarbolando la Seña Bermeja.

“Nos han hecho un Pedro Sánchez”, afirma molesto Luis Santos, quien tiene intención de contactar con algún gabinete especializado en este tipo de asuntos para tomar las medidas oportunas ante lo que considera una clara copia de su idea, que está convenientemente registrada y legalizada.

Logotipo registrado por Nasa Vestuario Profesional

Logotipo registrado por Nasa Vestuario Profesional Oficina de Patentes y Marcas

“Si me lo hubieran pedido hasta se la habría cedido gratis”, explica el empresario, indignado porque otra empresa se vaya a embolsar los diez mil dólares del premio del concurso convocado por Zamora 10 con una idea que considera esencialmente idéntica a la suya.

“Lo han hecho de mala fe”, considera Santos, que no se explica cómo un concurso de este nivel no ha contrastado que las obras presentadas no estuvieran ya registradas, una tarea muy fácil de comprobar. Y su idea es llevar a cabo las acciones oportunas en defensa de una marca que es de su propiedad.

Marca Zamora salida del concurso de Zamora 10. | José Luis Fernández Carlos Gil Andrés

Francisco Prieto Toranzo, gerente de Zamora 10, convocante del concurso para seleccionar la Marca Zamora ofrece su punto de vista. “Nosotros no consideramos en absoluto que ha habido plagio. La persona que ha dicho eso (en referencia al empresario de Nasa) no se ha puesto en contacto con nosotros ni con el autor de la obra”. Prieto Toranzo explica que una vez conocida la polémica “hemos consultado con algún asesor y nos dice que existen diferencias claras”.

Recuerda que “llevamos jugando con la palabra amor y enamora” en las distintas promociones de Zamora, “no es una idea original, es una palabra con la que se ha jugado mucho y además existen matices de colores. Hemos hablado con el jurado y se ratifican en su decisión de la Marca Zamora porque es una obra diferente”.

Además, añade, “la marca Zamora va a representar a la provincia, no es una marca en actividades comerciales que entren en competencia con otras”. En todo caso espera que el empresario “se ponga en contacto con nosotros, nos explique lo que pasa y nos exponga sus pretensiones. Será ese el momento para pronunciarnos”. Explica que, de hecho, la Marca Zamora va a registrarse en epígrafes diferentes a la de la empresa.

“Hemos elegido una visión mucho más genérica para la Marca Zamora, con un jurado de prestigio para evitar caer en impresiones personales”, concluye.