La provincia de Zamora supera con creces la tasa media de paro registrada en la Unión Europea, a una distancia negativa de 6 puntos al contabilizar un 13,11% de desempleados, casi el doble de población de la UE en la misma situación, donde poco más del 7% de sus ciudadanos busca un trabajo, según el estudio elaborado por Alfonso Cerrato, presidente nacional de Autónomos Unidos.

El panorama es todavía más dramático si la comparación se traslada a la capital, donde el porcentaje de parados se eleva hasta el 20,81%, lo que ha supuesto “un aumento del 3,59% de la tasa en un año”, que casi triplica la media europea existente. Una tónica similar sigue la segunda ciudad más grande de la provincia, Benavente, que con un 22,69% personas expulsadas del mercado laboral brinca tres veces la media de la Unión.

Zamora capital concentra al 40,5% de los parados de toda la provincia, en concreto a 5.376 parados, apunta esta asociación de autónomos, lo que la sitúa como la tercera población de más de 40.000 habitantes con más paro de Castilla y León, tras Ponferrada (21,69%) y Salamanca (20,88%).

Comparativa de poblaciones con más y menos parados de Zamora

Comparativa de poblaciones con más y menos parados de Zamora Autónomos Unidos

Esa circunstancia se ve agravada porque la capital ha registrado “una enorme bajada del número de empresas en los últimos años”, subraya el presidente de Autónomos Unidos para colocar en ese cierre de negocios el “frenado del crecimiento económico, y el favorecimiento de la despoblación”, como resulta lógico.

Esos datos “chocan con el discurso del Gobierno central cuando menciona que todos los países de la zona euro han salido golpeados de forma similar por la crisis”. El empresario realiza un pormenorizado análisis del impacto de la actual fuerte recesión económica en el mercado laboral de la provincia de Zamora, de trabajadores y de autónomos, para, con los datos del primer trimestre de 2021 sobre la mesa, apuntar “un horizonte más optimista si se gestionan adecuadamente los fondos que lleguen de la UE”, de forma que el Plan de Recuperación de Europa permita frenar la caída del empleo.

Otra de las ventajas respecto de la crisis de 2008 se refiere a la existencia de financiación, que entonces “no había porque los bancos y las cajas estaban en la ruina”. Alfonso Cerrato otorga, junto a las ayudas directas y líneas que rescaten a los más empobrecidos por la pandemia, un papel esencial a “la financiación de los préstamos a empresarios desde un interés bajo y la posibilidad de dilatarlos en el tiempo con el fin de que se puedan aplazar deudas a medio y corto plazo”.

Y advierte del significativo incremento que puede producirse del nivel de desempleo en breve, dado “el paro encubierto por ERTE´s y ceses de actividad”, cuyos datos se conocerán una vez concluidas esas situaciones especiales que en Zamora afectan a un 2,59% de la población activa (con 1.566 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo y 1.435 empresas acogidas al cese). A partir de ahí, Autónomos Unidos pide a las administraciones que esas prestaciones “se prolonguen durante el tiempo necesario para ayudar a empresarios y trabajadores” a mantenerse dentro del mercado laboral.

La capital cuenta con 4.500 autónomos, un número pequeño respecto del resto de la provincia y que supone el 27,95% del total, puntualiza Cerrato. Se trata del 29% de todos los cotizantes zamoranos a la Seguridad Social. En cuanto al número de pensionistas, 20.233 pertenecen a este tipo de empresarios y tienen unos ingresos medios de 673,48 euros.