El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ha compartido su visión sobre el 15M en el décimo aniversario de las movilizaciones en las plazas. En un texto publicado en su muro de Facebook, el responsable municipal ha criticado con dureza a Podemos tras preguntarse qué queda del 15M. Esta es la respuesta que él mismo da a esa cuestión:

Nada. Políticamente lo gestionó Podemos y al final coleta cortada, no sin antes llevarse por delante a una prestigiosa Izquierda Unida en 2014 y que ahora ya no es ni sombra de lo que fue.

Todo lo más que lograron fue unas rastas en el Congreso, una mujer amamantando a su hijo y unos chicos sin corbata que decían que iban a “asaltar los cielos” y acabaron gobernando con la socialdemocracia que tanto denostaron y que siempre fue una crítica escandalosa a IU, especialmente en Andalucía. También en el Ayuntamiento hemos gobernado con el PSOE.

En el ámbito municipal unos “ayuntamientos del cambio” que fueron sobrepasados cuatro años más tarde por la derecha y desaparecieron. Zamora nunca fue considerada por estos politólogos ayuntamiento del cambio, por ser de la IU de Cayo Lara, y, sin embargo, aquí seguimos.

Del partido Ciudadanos ni hablamos. Otra vez el bipartidismo. La historia se repita. Vuelta a empezar. Todos aquellos que estaban en la Plaza Mayor en 2011 con motivo de la toma de posesión de la nueva alcaldesa gritando a los concejales deberían reflexionar. Yo también, por supuesto. Aquello fue revolver todo para quedar en lo mismo. Lo siento si estas palabras molestan a alguien, pero es lo que pienso. Aunque entiendo que algunos mitificaran aquello. Pero de la historia se aprende.