La Diputación Provincial de Zamora ha adjudicado el nuevo contrato del servicio de ayuda a domicilio por valor de 14,5 millones de euros, que servirán para prestar asistencia a los casi 2.600 usuarios que actualmente se benefician de este programa. Se trata del mayor contrato de cuantos gestiona la institución provincial y será firmado por dos años, con posibilidad de prorrogarlos otros dos más. A día de hoy, más de 400 auxiliares de asistencia a domicilio trabajan para la empresa y su subrogación está garantizada, al ser una de las cláusulas que deberá enfrentar la nueva adjudicataria.

El diputado de Política Social, Familia e Igualdad, Ramiro Silva Monterrubio, ha sido el encargado de presentar el contrato a los grupos de oposición durante la comisión informativa del área en la que se ha dictaminado favorablemente al texto. Tal y como han señalado fuentes de la institución provincial, la propuesta ha salido adelante con los votos de los diputados del Partido Popular y del no adscrito, Tomás del Bien. De esta manera, hay luz verde para destinar 14,5 millones de euros al servicio de cara a los próximos dos ejercicios. En el conjunto de la provincia de Zamora, cerca de 2.600 usuarios reciben el servicio de asistencia a domicilio que gestiona la Diputación Provincial en base al acuerdo marco de cofinanciación de los Servicios Sociales suscrito con la Junta de Castilla y León. Un servicio que emplea a más de 400 personas y que sirve, a juicio de la institución, para que “las personas mayores puedan seguir viviendo en su entorno, a la vez que se crea empleo y se favorece el asentamiento de población en el medio rural”.

El contrato de asistencia a domicilio es el más importante en cuanto a volumen económico de todos los que gestiona la Diputación Provincial de Zamora y también una de las puntas de lanza en materia de servicios sociales. No obstante, desde hace años reclaman las auxiliares mejoras en sus condiciones, especialmente en los casos en que una misma trabajadora atiende usuarios de varios municipios.