Por tercera semana consecutiva, Zamora esquiva el cierre interior de la hostelería por lo que ningún bar ni restaurante de la provincia y de la capital tendrán que servir exclusivamente en terraza al no superar los 150 casos de incidencia acumulada en 14 días.

Las localidades que sí deberán cerrar serán las siguientes: Laguna de Duero, Ponferrada, Peñafiel, Guardo, Arévalo y Olmedo. Seis municipios más que elevan las restricciones excepcionales a 31 municipios, tras salir de la lista Tudela de Duero, Carbajosa de la Sagrada, Villamuriel de Cerrato y Venta de Baños, que ya podrán volver a abrir el interior.

Así se aprobó hoy en un Consejo de Gobierno extraordinario de la Junta de Castilla y León en el que se analizó la situación epidemiológica de la Comunidad y de cuyo contenido informó la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en una rueda de prensa presencial en la que con cautela afirmó que “parece” que la cuarta ola” se sitúa en el techo”, aunque subrayó que el riesgo e alto.

TODA LA INFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS EN ZAMORA.