“Hoy se cumplen 90 años de la proclamación de al II República. Pero no estamos aquí por nostalgia de tiempos pasados. Estamos aquí porque es nuestro derecho conmemorar una fecha tan importante en nuestra historia y reivindicar lo que supuso la llegada de la II República a nuestro país”. Megáfono en mano Miguel Ángel Viñas, coordinador de IU en Zamora, se dirigía al pequeño grupo de simpatizantes de la izquierda que se acercaba hasta el monolito que recuerda a las víctimas del franquismo, entre la Subdelegación del Gobierno y el Mercado de Abastos para conmemorar la proclamación de la II República española un 14 de abril de 1931.

Banderas tricolor de la España republicana, la roja, amarilla y morada que después Franco aboliera para adoptar la rojigualda, enseñas rojas del PCE y pegatinas del mismo tono de IU daban colorido a una concentración que no fue como las clásicas, sino que tuvo que amoldarse a los nuevos tiempos, con todo el mundo quieto en su sitio y a una razonable distancia del compañero, también con mascarilla.

“Hoy se cumplen 90 años de la proclamación de al II República. Pero no estamos aquí por nostalgia de tiempos pasados. Estamos aquí porque es nuestro derecho conmemorar una fecha tan importante en nuestra historia y reivindicar lo que supuso la llegada de la II República a nuestro país”. Megáfono en mano Miguel Ángel Viñas, coordinador de IU en Zamora, se dirigía al pequeño grupo de simpatizantes de la izquierda que se acercaba hasta el monolito que recuerda a las víctimas del franquismo, entre la Subdelegación del Gobierno y el Mercado de Abastos para conmemorar la proclamación de la II República española un 14 de abril de 1931.

Banderas tricolor de la España republicana, la roja, amarilla y morada que después Franco aboliera para adoptar la rojigualda, enseñas rojas del PCE y pegatinas del mismo tono de IU daban colorido a una concentración que no fue como las clásicas, sino que tuvo que amoldarse a los nuevos tiempos, con todo el mundo quieto en su sitio y a una razonable distancia del compañero, también con mascarilla.

El alcalde, Francisco Guarido, se sumaba a la concentración como uno más y, de hecho, no quiso protagonismo alguno más allá de apoyar con su presencia la reivindicación del periodo republicano.

Corona de flores

Tras la colocación de una corona de flores y una gran bandera republicana en el monolito de las víctimas de la represión, tomó la palabra Miguel Ángel Viñas para decir que “la llegada de la II República supuso que por primera vez en la historia el pueblo tomara las riendas de su destino y la mayoría social, mediante un proceso democrático ejecutara medidas para crear una España moderna en lo político, lo económico y lo social”.

Video del acto de conmemoración de la II República

VÍDEO | Así celebra Zamora el aniversario de la II República

Viñas destacaba algunos de los logros de la II República, como el voto de la mujer, la despenalización del aborto, la regulación del divorcio, la reforma agraria, el seguro médico con enfermedad laboral y el derecho al paro o la potenciación del sistema educativo para llegar a las zonas rurales: “Medidas que reformaron el sistema educativo alfabetizando un país, en el que solo los ricos tenían derecho a la enseñanza, construyendo miles de escuelas en todo el territorio, especialmente en las zonas rurales. Unas medidas que no gustaron a esa minoría que veía perder sus derechos por una democracia que convertía a los hombres y mujeres en iguales independientemente de su cuna y su pasado”.

12

GALERÍA | Acto de conmemoración de la República Emilio Fraile

“Por esa España mejor lucharon los republicanos, mientras desde los altares, los cortijos, los cuarteles y los hoteles de lujo cercenaron sus esperanzas, su juventud, sus vidas”, señaló en su alocución ante el monolito de la memoria.

Recuerdo a Amable García

Viñas simbolizó en su discurso a “todos estos luchadores que dieron lo mejor de sus vidas por la igualdad, la democracia y la cultura social en un nombre, Amable García, nuestro amigo, nuestro compañero, nuestro camarada. Un hombre republicano y comunista que ha sido referente en Zamora de aquellas luchas. Un hombre que nos abandonó a sus 98 años, apenas hace dos meses y que, a diferencia de muchos, tuvo la suerte de ver y acompañar desde el balcón del Ayuntamiento a Guarido como alcalde”.

El acto finalizó con un aplauso y la foto de familia de los presentes ante el monolito de la memoria: “Por eso estamos aquí, para reivindicar los valores de la II República que hoy siguen vigentes y en reconocimiento de quienes lucharon y luchan por un mundo igualitario con justicia social”.