Las vías de alta capacidad concentraron el pasado año 2020 el 68% de los excesos de los límites de velocidad en las carreteras de Castilla y León, con las autovías de cruzan la provincia de Zamora como estandarte de la irresponsabilidad al volante. La A-66 registró 22.452 denuncias, la A-6 se quedó en 19.408 sanciones y en la A-52 se detectaron 14.939 excesos, con una velocidad máxima registrada de 197 kilómetros por ahora en territorio zamorano. Fruto de esta situación, la Dirección General de Tráfico y el Sector de Tráfico de Castilla y León ha puesto en marcha una campaña especial de control de velocidad en vías de alta capacidad que se desarrollará durante todos los fines de semana de abril y el primero de mayo. La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se centrará en aquellos tramos de riesgo asociado a la velocidad, así como en aquellos puntos donde la circulación se realiza por encima del límite establecido y existe un elevado índice de siniestralidad. Además, atendiendo al carácter preventivo de la campaña, se anunciará a los conductores la existencia de controles a través de los paneles de mensaje variable o con señalización vertical circunstancial, cuando la vía no disponga de dichos paneles. Además, se contará también con el helicóptero de la DGT.

La Jefatura de Tráfico ha recordado, además, que la nueva Directiva Transfronteriza de la Unión Europea permite denunciar a cualquier infractor independientemente de su país de origen. Teniendo en cuenta que el exceso de velocidad es un factor concurrente en la accidentabilidad de todos los países, se ha considerado por las autoridades comunitarias como una de las ocho infracciones a perseguir. De esta manera, cualquier conductor de la Unión Europea que supere los límites establecidos en el país por donde circule será denunciado, independientemente de dónde provenga, y recibirá en su domicilio el correspondiente expediente sancionador. Una cuestión que afecta de manera directa a la provincia de Zamora por su carácter fronterizo y las conexiones por carretera existentes con Portugal.

Las plataformas de la N-122 lanzan una campaña para exigir su desdoblamiento

Las plataformas por la autovía del Duero han lanzado la campaña #A11MetrosPorAño para reivindicar la conversión en autovía de la N-122 a su paso por Castilla y León. En el ámbito de Zamora, el desdoblamiento de la nacional entre la capital y la frontera con Portugal es una inversión presupuestada hace más de 15 años “sobre la que no se ha construido ni un kilómetro de autovía”, una situación que se torna “más alarmante” si se tiene en cuenta que “hace ya años que Portugal conectó con vía rápida Oporto con la frontera española de Castilla y León”, apuntan desde las plataformas involucradas en esta nueva campaña.

Los colectivos hablan claro sobre “abandono institucional” y quieren convertir este 11 de abril (coincidente con las iniciales de la A-11) en una jornada reivindicativa. Así, las plataformas de las provincias de la A11 se han vuelto a unir para volver a exigir a las administraciones la finalización de una vez por todas de la A-11, más conocida como Autovía del Duero. A la iniciativa se suman los colectivos Soria ¡YA!, A-11 Pasos, Plataforma por las Infraestructuras de la Ribera del Duero burgalesa, Coordinadora de Municipios pro N122 de las comarcas de Aliste, Alba y Tierra del Pan en Zamora, Burgos Pide Paso y Jóvenes de Castilla y León, que siguen exigiendo al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, dirigido por José Luis Ábalos, medidas urgentes para finalizar una autovía que acumula décadas de retraso.