El índice IR, que mide la velocidad de reproducción del virus destaca en Zamora por ser el más alto de la comunidad, ya que cada infectado contagia a una media de 1,43 personas. Es uno de los datos preocupantes dentro de una situación, la de la evolución de la pandemia del coronavirus, que va a peor, pero muy poco a poco en lo que la consejera de Sanidad da por hecho que es el comienzo de la cuarta ola. De hecho, si se compara a Zamora con el resto de la comunidad es la que mejor está en términos generales. No hay provincia con una incidencia tan baja de casos por cien mil habitantes a 14 días, 67, ni a siete días, 36. La que más se acerca es Ávila, con 93 y 58 casos respectivamente, mientras el resto de las provincias de la comunidad salta del centenar de contagios a 14 días por cien mil habitantes.

Índice de reproducción del virus en Zamora

Índice de reproducción del virus en Zamora JcyL

Los datos de incidencia acumulada entre los mayores de 65 años están prácticamente estables y en términos de nueva normalidad: 18 casos por cien mil en 14 días y 5 en una semana, fruto sin duda de que un alto porcentaje de población mayor de 80 años o residentes están vacunados.

Se dan cuatro positivos por cada cien pruebas de diagnóstico que se hacen (PCR o antígenos) y un 77% de los casos tiene trazabilidad. Ambos parámetros están en nivel bajo.

El hospital empeora un poco la situación, dentro de unos parámetros buenos, sobre todo en planta, con sólo ocho pacientes de coronavirus y 4 en la UCI.

Ayer se registraban en Zamora 13 nuevos positivos, en la tónica de las últimas jornadas, si aumento de brotes (once), aunque si de casos vinculados (54, dos más). Sin nuevas altas hospitalarias ni fallecidos y la situación de las residencias contenida, Zamora se resiste a entrar de lleno en la cuarta ola.

Semáforo COVID con los indicadores de riesgo en Zamora JCyL

Niveles

De hecho la consejera de Sanidad, Verónica Casado señaló que provincias como Zamora, con una baja incidencia de casos baja están en disposición de poder bajar del nivel de riesgo y por tanto, suavizar restricciones, pero con unas condiciones. La primera, esperar un “tiempo prudencial” para comprobar que no se da el “efecto Semana Santa” en forma de incremento de contagios debido a la mayor interacción social de estas fechas, por más que hubiera restricciones muy serias y se clausuraran las procesiones. La segunda condición es que indicadores como los de incidencia o presión hospitalaria muestren tendencia a la baja o la estabilización, no al alza.

En estos momentos, de hecho, con los actuales niveles del conocido como Semáforo COVID Zamora podría estar al menos en un nivel 3, pero se encuentra en el nivel 4, como toda la comunidad, al prohibirse la relajación de estos niveles durante la Semana Santa. Cierto es que tampoco sufre la medida agravada de cierre del interior de los bares.

CORONAVIRUS EN ZAMORA

RESTRICCIONES EN ZAMORA