Los doce meses de pandemia dejan en Zamora una factura laboral muy complicada de pagar. 1.185 desempleados más que hace un año y 1.566 trabajadores inmersos en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo hacen que, en la actualidad, 2.751 que tenían empleo hace doce meses ahora estén sin ocupación. Demasiado para una provincia con un tejido productivo como el zamorano, basado casi exclusivamente en el sector servicios. El sector que, desde hace un año, más sufre las cornadas del virus.

Los datos, pese a todo, dan un leve respiro si lo que se mira es el ámbito mensual. En marzo salieron de las listas del paro 338 personas, la mayoría de las cuales encontraron empleo en la hostelería. Los datos muestran el impacto directo, y prácticamente inmediato, de las restricciones económicas en el mercado de trabajo. Con el interior de los bares y restaurantes abierto la contratación ha repuntado con fuerza.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales en Castilla y León (CEOE) advierte que los datos del paro del mes de marzo reflejan “una preocupante parálisis” del mercado laboral, puesto que la comparativa con el mes de marzo de 2020 arroja “una subida del 12,02% en la comunidad, con 18.340 desempleados más”, lo que hace que se supere la barrera de los 170.000 parados.

Evolución del paro por provincias.

Con estas cifras, en opinión de CEOE Castilla y León, “resulta evidente que las medidas están resultando insuficientes y que las empresas necesitan más apoyo y verdaderas ayudas económicas directas que les permitan garantizar su supervivencia a corto plazo”, con el objetivo de “superar una destrucción de puestos de trabajo difícilmente superable”.

Te puede interesar:

No resulta positivo para las empresas de la comunidad y, consecuentemente, para la creación de empleo, la incertidumbre que para las mismas genera el hecho de no saber cuál va ser la evolución de las medidas de desescalada que afectan directamente a su actividad”, apuntan desde CEOE, a la vez que muestran su “preocupación” por las recientes medidas restrictivas adoptadas en diversos municipios que, según afirman, “se ceba especialmente en algunos sectores de la actividad económica”.

Por su parte, UGT alertó de que los últimos datos del paro “ponen de manifiesto un agravamiento de los desequilibrios territorial, de género y edad a causa de la pandemia”. El secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGT Castilla y León, Raúl Santa Eufemia, aseguró que la reactivación económica está siendo “desigual y muy parcial” en diferentes puntos del país.