Frutas y folletos informativos en la caseta de La Marina, y rollos de papel higiénico con los consejos de prevención en Santa Clara y la plaza de la Constitución. Esta vez sí las asociaciones pudieron hacer su labor y salir a la calle para conmemorar el Día Internacional del cáncer de colon, uno de los más frecuentes, sobre todo en Zamora, con 213 nuevos casos detectados en el último año y 97 fallecidos, de acuerdo con los datos de 2020 del Observatorio de la Asociación Española contra el cáncer.

Los tumores de colon se pueden prevenir en gran medida con prácticas tan sencillas como una buena alimentación y se puede detectar precozmente con una prueba también fácil, como es la de sangre oculta en heces. Y es que el diagnóstico precoz es fundamental en un tumor que cogido a tiempo tiene unos altos porcentajes de curación.

En todo ello incidieron los trabajadores y voluntarios de la Asociación Española contra el Cáncer en Zamora y los responsables de la Asociación Zamorana de Ayuda frente al Cáncer, Azayca, que salieron a la calle para difundir los mensajes fundamentales en una jornada que el año pasado no se pudo celebrar porque el confinamiento impidió llevar a cabo todo tipo de actividades de calle.

Fruta y folletos de Azayca, en La Marina. | Sara Rodríguez

También estuvo parado el programa de detección precoz del cáncer de colon, una prueba que no se sabe muy bien por qué, no ha tenido la aceptación de otros programas de cribado, como el de mama. Y eso que se trata de una prueba relativamente sencilla. El centro de salud manda la carta a las personas que componen la población diana, hombres y mujeres de entre 50 y 69 años. Con esa carta se pide cita en el centro de salud, donde proporcionan al usuario un bote para recoger la muestra, que se entrega en el mismo centro de salud. Tras el análisis de la muestra, se comunica la persona el resultado. Se trata de encontrar la sangre oculta en heces. Si existe, el resultado es positivo y hay que confirmarlo con una colonoscopia, que es la verdadera prueba diagnóstica para comprobar si existe un tumor o una lesión precancerosa.

Detectar el tumor antes de que pase a un estadio de desarrollo superior mejora mucho el pronóstico de la enfermedad.

La Asociación Española Contra el Cáncer solicitaba “que se mantengan los programas de cribado de cáncer de colon a pesar de la pandemia. La paralización y ralentización de los programas de cribado están retrasando el diagnóstico de los cánceres de mama, colon y cérvix lo que aumenta las posibilidades de detectar la enfermedad en estadios avanzados. En el Plan COVID-Cáncer, aprobado unánimemente por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud el pasado 24 de febrero, ya se contempla la necesidad, no solo de mantener los programas de cribado, sino de implementar otras doce medidas entre las que se encuentra analizar en profundidad el impacto real del COVID en los pacientes con cáncer”.

De hecho en Zamora algunos cribados, como el de cáncer de mama ha logrado recuperar gran parte del tiempo perdido, aunque al final se saldara con un menor número de pruebas por el tiempo en que estuvo paralizado.

La presidenta de Azayca, Pilar de la Higuera destacó la importancia de “concienciar y transmitir a la población en general y muy especial a las familias, de la importancia que tiene educar y educarnos en hábitos de vida saludables. Hay tipos de cáncer cuyo origen desconocemos o conocemos pero su aparición no depende de nosotros. Hay otros tipos de cáncer, entre ellos, algunos tipos de cáncer de colon que sí conocemos que una alimentación y hábitos de vida saludables pueden prevenir su aparición”. Por ello la asociación ha elaborado un folleto informativo con la colaboración de oncólogos y nutricionistas, que fue el que repartió durante la jornada del Día Internacional.