La directora general de Turismo de la Junta de Castilla y León, Estrella Torrecilla, considera que algunas de las peticiones realizadas por la plataforma SOS Turismo Rural en las últimas semanas resultan “muy pertinentes y se deben tener en cuenta”. Entre ellas, las relacionadas con el aumento de los aforos en las casas rurales. De hecho, el área al que pertenece la responsable zamorana ha elevado una propuesta en el seno del Gobierno autonómico para reclamar “un alivio” en ese sentido.

La propuesta de Turismo es que la cifra máxima de personas permitidas en estos establecimientos pase de cuatro a ocho tanto en el nivel tres de riesgo como en el cuatro. “Las cifras epidemiológicas dirán si esto es factible”, explicó Estrella Torrecilla, que al hilo de este asunto reconoció que la Consejería a la que ella pertenece, dirigida por Javier Ortega, mantiene “un tira y afloja” con Sanidad por cuestiones de esta índole.

En ese sentido, Torrecilla subrayó que la parcela dirigida por Verónica Casado “está siempre con el ojo puesto en la seguridad sanitaria”, mientras que los representantes de Cultura y Turismo deben “tirar para el sector” e intentar “equilibrar la balanza”. “Nosotros mandamos informes a Sanidad y ellos nos atienden o no en la medida de lo que ocurra con el COVID”, explicó la zamorana, que realizó estas valoraciones, precisamente durante su visita a Ifeza para la inauguración de la Feria Hispanolusa de la Industria Musical.

El impacto del COVID

Más allá de este asunto, Torrecilla habló también de las previsiones turísticas que tiene el Gobierno de la Junta para una Semana Santa nuevamente marcada por el impacto de la pandemia: “Todavía tenemos muchas restricciones”, indicó la directora general que, de todos modos, sí invitó a los ciudadanos a moverse por la comunidad autónoma durante estas fechas.

En ese sentido, Estrella Torrecilla recordó que la Junta ha presentado una campaña para fomentar el turismo por una región amplia en la que “las nueve provincias pueden dar mucho juego”. La directora general remarcó que habitualmente la extensión de la comunidad autónoma genera problemas para la gestión, pero opinó que, en este caso, supone una ventaja en relación con la situación que padecen los territorios uniprovinciales.

Así las cosas, Turismo realizará inserciones publicitarias con las que pretende que “Zamora aparezca en Burgos o Burgos aparezca en Segovia”. Todo, con el fin de ayudar a la hostelería y a los negocios en un contexto tan complejo, en el que se notará con crudeza el aislamiento forzoso de Madrid, País Vasco, Galicia e incluso Portugal. Hay que recordar que, aparte del cierre perimetral por comunidades, también existe el de la frontera, que afecta especialmente a la provincia, dada su ubicación.

Torrecilla reconoció también el perjuicio que causa a las previsiones el hecho de que la situación COVID cambie “de un día para otro”. “A lo mejor, las restricciones que tenemos hoy no son las mismas que va a haber el Lunes o el Jueves Santo; no lo sabemos”, alertó la directora general de Turismo, que volvió a insistir en que “son las cifras epidemiológicas las que van mandando”. De ahí que la campaña puesta en marcha desde su área se ajuste, por lo pronto, a lo que hay ahora. La zamorana confió, además, en que “las reservas de última hora”, habituales en la pandemia, den un empujón.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS RESTRICCIONES EN ZAMORA