El Partido Popular fuerza al Gobierno para que acepte la mano tendida de Caja Rural de Zamora, que se ha ofrecido a financiar la obra de Monte la Reina para desbloquear el proyecto, anunciado a bombo y platillo por el PSOE en la campaña de las pasadas Elecciones Generales. Los populares han vuelto a llevar el asunto al Senado, de nuevo de la mano de Fernando Martínez Maíllo, que ha presentado una moción para su debate en la Comisión de Defensa de la Cámara Alta en la que se solicita al Ejecutivo que “acepte el ofrecimiento” de la caja zamorana e “inicie las negociaciones con dicha entidad financiera para la materialización administrativa de dicho ofrecimiento”.

Al contar con financiación, indica Maíllo, el Gobierno debe empezar a dar forma “al contenido íntegro de su compromiso con los zamoranos”, por lo que “debe proceder de manera urgente a aprobar en Consejo de Ministros las instalaciones de Monte la Reina, dotándolas de actividad militar, acordando el desplazamiento de al menos una unidad del Ejército”, como “se comprometió el actual presidente del Gobierno”.

Fernando Martínez Maíllo recuerda que “en la Comisión de Defensa celebrada el 27 de noviembre de 2020, se aprobó otra moción del Grupo Popular, transaccionada con el Grupo Socialista, y con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, por la cual se instaba al Gobierno de España a cumplir la voluntad política manifestada por el presidente del Gobierno para la reapertura de las instalaciones militares de Monte la Reina, dotándoles de la oportuna actividad militar”.

No obstante, pocos días después se conoció el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que dotaba al proyecto con 350.000 euros de inversión, cantidad insuficiente para comenzar los trabajos, lo que resultó “la constatación de un engaño manifiesto”, asegura el senador del PP.