El grupo provincial de Izquierda Unida ha demandado este jueves que la Diputación saque una línea de ayudas para respaldar a los sectores afectados por las nuevas restricciones. Es decir, a la hostelería, los gimnasios y los centros comerciales.

Para IU, estas ayudas deberían contar con una financiación de, al menos, cuatro millones de euros, el dinero que no se gastó del programa Impulsa, una iniciativa lanzada en 2020 para paliar los efectos del COVID en los negocios, y cuya ejecución fue "un fracaso", según el partido de la oposición.

"Es un fracaso rotundo que la Diputación solo haya gastado un 10% de los cinco millones que presupuestó en los programas Impulsa I, cuando los autónomos y pequeñas empresas de la provincia están soportando unas pérdidas económicas por motivo del COVID, y los ceses de actividad son ya una realidad para muchos y más que una amenaza para los que se mantienen", han explicado desde IU.

Además, este grupo de diputados de la oposición ha reclamado que sea "una respuesta rápida a los afectados por los nuevos cierres", y ha pedido "evitar los errores" del programa Impulsa. "La ayuda directa, rápida y sin necesidad de justificar el gasto es lo que necesitan y están demandando desde los afectados por los cierres", han remarcado desde IU.

El grupo presentará una moción al respecto en el Pleno de este viernes.