La Comandancia de Zamora ha registrado en las últimas jornadas desprendimiento en la fachada que da a la plaza de toros. Fuentes de la propia Comandancia explicaron a este diario que los desprendimientos se deben a la suciedad existente en el canalón, que ha cristalizado en una avería mayor. Las mismas fuentes insisten en que el edificio, aunque es antiguo, no presenta ningún problema estructural que pueda traducirse en más problemas siempre que el mantenimiento realizado sea el adecuado.