Las farmacias de la provincia de Zamora comienzan estos días a comercializar los test rápidos autorizados por la Agencia Española del Medicamento a un laboratorio que los ha puesto en el mercado. Se trata, explica el presidente del Colegio de Farmacéuticos, Juan Prieto Corpas, de test de anticuerpos que detectan la cantidad de IGG e IGM, es decir, si hay infección activa inicial o anticuerpos que indiquen si se ha pasado la enfermedad. Los test autodiagnósticos, que están llegando estos días a las farmacias, se pueden hacer en casa, podrán adquirirse solo con receta médica y costarán entre 25 y 30 euros. No hay que confundir estos test de anticuerpos con los test de antígenos, ya que los primeros no sirven para el diagnóstico y los segundos, que se hacen en los centros de salud, sí.