Zamora, su gastronomía y MasterChef siguen haciendo un maridaje perfecto en la televisión, en las redes sociales y allá por donde quiera que vayan. 

Este martes se conocerá al ganador de la quinta edición de MasterChef Celebrity que revolucionó Aurelia Matellán, la alma mater del restaurante Casa Aurelia; y hace pocos días conocíamos que ella y Lidia serán las dos participantes zamoranas del especial MasterChef Abuelos que Televisión Española emitirá próximamente. 

No contentos con esto, el cocinero y miembro del jurado Jordi Cruz, ha ensalzado durante el puente de la Constitución un producto zamorano en su directo habitual de Instagram. 

Acompañado de Iñaki, uno de sus jefes de cocina del restaurante AbaC, Jordi Cruz ha alabado el garbanzo de Fuentesaúco, “el mejor del planeta”, según sus palabras y su paladar. El chef ha empleado esta legumbre zamorana de Indicación Geográfica Protegida antes de emplearla en una de sus recetas para esta Navidad y desvelar que una participante de MasterChef Senior que “es una maravilla” le ha regalado un saco de 50 kilos de garbanzos de Fuentesaúco. “No os voy a decir quién es por no hacer ‘spoiler’’, explica el cocinero. 

Habrá que esperar a ver la edición especial de abuelos del programa culinario para desvelar el misterio aunque para ir abriendo boca, puedes ir cocinando el plato que Jordi Cruz ha elaborado con garbanzos de Fuentesaúco para esta Navidad

¿Sabías que los garbanzos de Fuentesaúco llegaron a gozar de protección real?

No es la primera vez que el chef titular del restaurante ABaC de Barcelona alaba las cualidades de este producto zamorano. Durante el rodaje de MasterChef en la plaza de la Catedral de Zamora el año pasado, el cocinero ya destacó que el garbanzo de Fuentesaúco te permite "infinitas posibilidades" a la hora de cocinarlo. Y no es para menos.

Como destacan desde la marca ‘Alimentos de Zamora’ creada por la Diputación en 2004 para promocionar los productos de calidad de la provincia, esta leguminosa es conocida y apreciada desde la antigüedad. “En el siglo XVI los garbanzos de Fuentesaúco llegaron a gozar de protección real y se vendían en la Corte de manera habitual”, señalan.