Los datos de contagios empiezan a ser alentadores para Zamora, que ha registrado 406 casos de coronavirus en los últimos siete días, cuando en la semana anterior había contabilizado 666. En total, 260 positivos menos que inciden en la tendencia a la baja de la pandemia. La incidencia a 14 días es ahora de 711 casos por cada 100.000 habitantes, lejos de los 1.000 que llegó a superar la provincia en los peores momentos de la segunda ola.

Además, la tasa de contagios de la última semana ya empieza a acercarse a la barrera de 200 marcada por la Junta de Castilla y León para empezar a levantar las restricciones (287), aunque sigue siendo la segunda más elevada de toda la comunidad autónoma, solo por debajo de la de Burgos. Todavía habrá que esperar para saber si la hostelería y los centros comerciales de Zamora pueden abrir a finales de esta semana o si, por el contrario, se mantiene el cierre a la espera de una mejora más intensa de los datos.

Por territorios, Zamora capital también empieza a presentar una cierta mejoría, después de unas jornadas con una incidencia por encima de los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. La ciudad bajó ayer de esa barrera psicológica, y exhibe mejores datos en esta semana que en la anterior, por lo que la tendencia también es buena en este caso.

Por lo demás, el resto del mapa empieza a aclararse poco a poco, con cada vez más municipios libres de casos, a la espera de que el esfuerzo realizado por los ciudadanos para cumplir con las duras medidas impuestas por la Junta dé sus frutos y la situación vuelva, al menos, a la calma de verano.

Ese deseo es el que tienen también los sanitarios que batallan contra la enfermedad desde el Complejo Asistencial, donde la situación está lejos de ser tranquila. La Unidad de Cuidados Intensivos todavía mantiene a trece pacientes de COVID en estado grave, y a otros 92 positivos en planta, unas cifras que dejan patente el impacto que está teniendo la segunda ola para muchas familias.

SANIDAD COMUNICA 42 NUEVOS POSITIVOS Y OTROS 3 FALLECIMIENTOS

Los datos de contagios de la jornada de ayer volvieron estar lejos de las dramáticas cifras de semanas anteriores, pero sumaron 42 nuevos positivos a una cuenta que ya asciende a 8.071 contagiados en lo que va de pandemia en Zamora. Cabe esperar que la tendencia mostrada en las últimas jornadas lleve a un descenso progresivo de los positivos como el que se pudo percibir en la primera ola, aunque habrá que ver cómo afecta la Navidad a esta recuperación que parece estar experimentando la provincia.

En cuanto a los brotes, misma tendencia. Zamora empieza a ver cómo los focos activos de coronavirus comienzan a descender. Aun así, la Junta de Castilla y León todavía contabiliza 45 brotes con 539 casos vinculados. Controlar la propagación del virus en torno a estos positivos resulta clave para poder frenar la expansión de la pandemia.

En cuanto a la parte más negativa del informe diario remitido por Sanidad, Zamora registró tres nuevos fallecimientos este domingo en el Complejo Asistencial. Ya son 190 las personas que han perdido la vida en el ámbito hospitalario durante esta segunda ola en la provincia, más del doble que en la primera. En total, el número de decesos a causa del COVID asciende a 282 en la provincia, que es la quinta con más mortalidad en hospitales de toda la comunidad autónoma, según la Junta.