Zamora seguirá con “las restricciones adicionales” impuestas por la Junta de Castilla y León para controlar la expansión del coronavirus. La provincia todavía duplica la incidencia máxima que contempla la administración autonómica para empezar a suavizar las medidas y permitir la apertura de la hostelería, los centros comerciales y los espacios deportivos, por lo que aún deberá consolidar la tendencia descendente que se empieza a percibir en los últimos días para iniciar la senda de la recuperación de la actividad en estos sectores.

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, anunció ayer que tan solo Segovia y Ávila cumplen los criterios fijados para esa reapertura de los negocios, al situarse en menos de 400 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, y de 200 en esta semana. Por el momento, Zamora se encuentra en 818 positivos por cada 100.000 habitantes en 14 días, mientras que baja hasta los 333 en la última semana. Este segundo dato muestra que la provincia empieza a reducir los contagios, después de unas semanas muy complejas.

Aun así, la situación sigue siendo delicada en la provincia, y especialmente en lugares como la capital, que todavía roza los 1.100 casos por cada 100.000 habitantes en las dos últimas semanas, aunque baja a 433 en estos siete días. El propio Igea advirtió de la posibilidad de realizar confinamientos perimetrales de las ciudades si la provincia mejora mientras un municipio concreto sigue instalado en cifras preocupantes. Ahora bien, todavía es pronto para saber si Zamora se verá en esa situación, y el criterio provincial será la norma por defecto, al influir también los niveles de ocupación hospitalaria.

Por otro lado, cabe destacar que el cierre perimetral de la comunidad autónoma se mantiene y que, a partir de ahora, los habitantes de Zamora no podrán desplazarse a Segovia y Ávila salvo en casos justificados. Esas dos provincias están en otro nivel de alerta, por lo que se mantendrán aisladas del resto de Castilla y León hasta que los demás territorios avancen en esta nueva desescalada.

Igea explicó también que la Junta tratará de avisar “con tiempo” de los cambios en los niveles para que los negocios puedan prever su apertura y para que los ciudadanos sepan a qué atenerse.

Cuatro fallecidos y 41 positivos en el parte sanitario de la Junta

El parte facilitado este miércoles por la Junta de Castilla y León arrojó un saldo de 41 nuevos positivos en la provincia, y de 4 fallecidos más en el Complejo Asistencial, que ya ha comunicado 267 muertes desde que comenzó la pandemia. La cifra de contagios es muy superior a la del martes (17), pero se mantiene muy por debajo de los números de semanas anteriores, cuando estar por encima de los 100 era prácticamente la norma.

Por lo demás, la provincia tiene 65 brotes activos actualmente, con 632 casos vinculados. La cifra ha aumentado con respecto al día anterior, lo cual deja patente la importancia de evitar la relajación para que Zamora pueda mejorar sus datos. Esa bajada de la incidencia es la condición que pone la Junta para permitir de nuevo actividades como la hostelería, uno de los sectores más castigados por esta segunda ola.

Por otro lado, en lo que se refiere a la ocupación hospitalaria, Zamora cuenta ahora mismo con 126 pacientes en el Complejo Asistencial por Culpa del COVID. De ellos, 116 se encuentran en planta, mientras que 10 tratan de aguantar el empuje de la enfermedad desde la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Finalmente, en lo que se refiere a los centros educativos, la Junta de Castilla y León comunicó este miércoles el cierre de un aula en el CEIP Morales del Vino, y otra en el CEIP Magdalena Ulloa en Toro, lo que incide en el goteo de clausuras de clases que se está produciendo en la provincia a causa de la pandemia.

Comienza la instalación de módulos de espera

La Junta de Castilla y León ha comenzado a instalar los “módulos climatizados para humanizar la espera” en los centros de salud de Zamora. La colocación de estas estructuras, “ahora que llega el frío”, pretende que los ciudadanos no tengan que padecer las bajas temperaturas antes de acceder a la consulta médica. Según comunicó en su día la delegada territorial de la Junta en la provincia, Clara San Damián, los municipios zamoranos recibirán quince módulos de estas características.