La Virgen Peregrina de Ramón Álvarez podrá ser restaurada después de que la Comisión Territorial de Patrimonio haya dado el visto bueno a su intervención. La talla fue realizada por el maestro de Coreses en el año 1884 y está vinculada a la iglesia de San Antolín. El objetivo es incorporar la escultura al culto, aprovechando que este 2021 es Año Santo, tal y como han señalado desde la Cofradía de la Virgen de la Concha. La directiva, de hecho, tiene intención de realizar un peregrinaje hasta la ciudad de Santiago de Compostela si las circunstancias así lo permiten , así como celebrar una misa en la iglesia de Santiago el Burgo el próximo 25 de julio, cuando se celebra el día del apóstol en este Año Jacobeo.