El Ayuntamiento de Zamora colocará barandillas de protección en ocho puntos localizados de la capital en los que se han detectado riesgos para el peatón. El objetivo es reforzar la seguridad en tramos en los que se producen conflictos con los ciudadanos a pie y en vehículo, así como en zonas de escaleras y espacios en los que existen fuertes desniveles del terreno. Los tramos se sitúan en la cuesta del Bolón, calle Río Manzanas, calle Ángel Galarza, cuesta del Caño, paseo de las Vistillas, plaza de Alemania, calle de Entrepuentes y callejón de Churruca.

La actuación en el Bolón se desarrollará en la acera derecha de subida, desde la gasolinera de la calle de Villalpando hasta el cruce de bajada al centro comercial. En Río Manzanas, la barandilla se colocará junto al colegio, para evitar riesgo a los escolares. En Ángel Galarza se instalará en el tramo de acera existente desde el edificio hasta el comienzo de la escalera que da acceso a la travesía, para proteger el desnivel. Lo mismo que en la cuesta del Caño, cuya intervención consistirá en la sustitución de la barandilla existente al no reunir las condiciones adecuadas.

En las Vistillas, se pondrá protección en los tramos donde no existe. En la plaza de Alemania, se repondrán los tubos desaparecidos por accidentes de tráfico. En Entrepuentes, se ubicará en la esquina de confluencia con la calle de Salamanca, entre los pasos de peatones. Y en Churruca, se utilizará la barandilla para salvar el desnivel.