El Centro de Coordinación Operativa Integrada (CECOPI) se ha reunido esta mañana en la Delegación Territorial de la Junta de manera telemática con el fin de analizar como todos los lunes la situación epidemiológica en la provincia de Zamora, la cual está principalmente vinculada a los brotes de carácter familiar que se están registrando en las últimas semanas. Ante esto, los cuatro representantes institucionales han vuelto a manifestar su seria preocupación ante una situación que es muy delicada e insisten en que los datos relativos a los fines de semana no reflejan la situación sanitaria en la que se encuentra la provincia realmente.

Asimismo, se ha vuelto a recalcar la urgente importancia de que los zamoranos practiquen el denominado autoconfinamiento inteligente, es decir, que salgan de casa solo para las actividades imprescindibles como trabajar, al colegio o la universidad, acudir al centro de salud y cuidar de un familiar. Asimismo, las autoridades sanitarias señalan esto debe ir acompañado de las normas establecidas previamente por la Consejería de Sanidad: la limitación de las relaciones sociales para evitar la propagación del virus, el uso de la mascarilla, el lavado de manos y el mantenimiento de la distancia de seguridad.

La delegada territorial, Clara San Damián, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad individual de los zamoranos para que cumplan las medidas sanitarias. “La provincia de Zamora se encuentra en una situación francamente delicada y sin la colaboración de todos no vamos a poder revertirla. No podemos permitirnos que el Complejo Asistencial colapse porque, de hacerlo, sería muy difícil combatir el coronavirus, así como atender otras patologías que necesitan atención médica”.

En este sentido, los responsables sanitarios han recordado la importancia del cumplimiento estricto de las cuarentenas y los confinamientos para frenar el virus, así “como la urgente necesidad de quedarse en casa tanto si eres contacto estrecho de una persona que ha dado positivo en COVID-19 como si te han hecho una prueba PCR o un test de antígenos (independientemente del resultado) o te la van a hacer en los próximos días”. Por otro lado, han señalado que ante cualquier positivo por el nuevo coronavirus son los rastreadores los encargados de establecer los contactos estrechos a los que se les realizarán las pruebas PCR o de antígenos.

Recordar también que desde la Junta de Castilla y León se continúan tramitando las más de 1.600 denuncias interpuestas por el incumplimiento de la normativa por la COVID-19 y que algunos de los sancionados ya han efectuado el pago correspondiente. La delegada territorial ha destacado que “la Administración Autonómica va a ser inflexible a la hora de gestionar y tramitar cada una de las sanciones formuladas por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, ya sea por el mal uso de la mascarilla o el incumplimiento de las cuarentenas y los confinamientos”.