Los once pacientes COVID que están en la UCI del hospital Virgen de la Concha significan que la unidad de críticos oficial con la que cuenta el centro sanitario se encuentra con todas sus plazas ocupadas, aunque desde el inicio de la pandemia se habilitó una zona extra, conocida como la UCI extendida, con capacidad para albergar más enfermos.

Es uno de los indicadores del semáforo COVID de Zamora que empeora, no así la ocupación hospitalaria, con 126 pacientes, uno menos que la jornada anterior, gracias entre otras cosas a las 14 altas que se dieron en el hospital Virgen de la Concha.

Suben los datos de incidencia a 14 y 7 días, que están en 921 y 441 casos, respectivamente, aunque mejoran esos mismos parámetros aplicados a mayores de 65 años, especialmente a 14 días, que baja de los mil casos.

La positividad de las pruebas aumenta ligeramente , mientras la trazabilidad también baja un poco, en ambos casos malas noticias en el camino a la nueva normalidad.