“No entendemos cómo pueden cerrar de una manera tan desproporcionada y violenta, dejando en la estacada a la familia hostelera y todo lo que representa”. Estas palabras las pronunciaba ayer el chef Pedro Mario Pérez, quien protestaba junto con su hermano Óscar en la concentración de la hostelería celebrada en Zamora ante unas restricciones que no terminan de comprender. La crisis de la hostelería no entiende de galones y afecta por igual al restaurante El Ermitaño, única estrella Michelín de la provincia de Zamora, que al más pequeño de los negocios del territorio. Por eso, la unidad resulta clave a la hora de exigir medidas de compensación. Conscientes de que la unión hace la fuerza, los empresarios quieren emular el “todos a una” para poder salir adelante. Una camaradería que, eso sí, debe reunir a todos y cada uno de los sectores productivos.

Entre los más de cien hosteleros que decidieron acudir ayer a la llamada de su sector se encontraban profesionales de la capital, pero también de Benavente, Toro, Sanabria, Aliste o Sayago. Restaurantes y bares que se han visto obligados a bajar la trapa sin saber cuándo podrán subirla de nuevo. “Vamos a la deriva, sin saber qué va a ser de nuestra vida, de nuestros ingresos y de nuestro negocio”, se quejaba Juncal Santos. Ella, junto con su familia, gestiona el Bar Arago de la calle de Santa Teresa. Sin servicio a domicilio, su situación es límite. “No nos dejan trabajar, así que no tenemos facturación, pero sí los mismos gastos”, lamentaba esta empresaria zamorana.

Testimonios de los hosteleros de Zamora.

Sin facturación se encuentra también Miguel Ángel Refoyo, gerente del Bar Lobo-El rey de los pinchitos. La zona de tapas por excelencia se encuentra en punto muerto y las facturas se acumulan. “Yo tengo ocho trabajadores y agradezco las medidas que se están tomando para ellos a la hora de tener que afrontar decisiones drásticas. Pero, ¿y para el empresario? Para el empresario no hay nada”, denunciaba a pie de protesta. En su caso, sin poder trabajar, afirma estar “tirando de ahorros” para poder mantenerse hasta que la situación sanitaria permita la reapertura.

Entre los afectados por las restricciones, hay quien ha tomado todas las medidas de seguridad para poder mantenerse a flote y, de un día para otro, ha visto cómo esa inversión ha caído en saco roto. Lo explicaba desde la plaza de la Constitución Bienvenido Prieto, del merendero El Panadero, en pleno bosque de Valorio. “Entre poner y quitar las mamparas, adecuar la terraza, geles y medidas de seguridad, nos hemos metido en unos gastos abismales. Y al final, que me perdonen por la expresión, nos dejan con el culo al aire. Van a acabar con nosotros”, criticaba este empresario zamorano. Para él, sin embargo, ayer se produjo un hecho que siembra la semilla de la esperanza. “He visto, por primera vez, una unión de hosteleros y también de comerciantes, porque está claro que este es un problema que perjudica a toda Zamora; ese es el camino”, comentaba.

20

GALERÍA | La concentración de la hostelería en Zamora, en imágenes.

Precisamente, entre los asistentes había también quien no posee un negocio de hostelería, pero quería sumar su granito de arena. Patricia Gómez afirmaba sentir “vergüenza” por la situación y advertía del peligroso desenlace que podría acarrear un amplio periodo de cierre de la hostelería. “Detrás de ellos van las panaderías, las fruterías, las carnicerías y las distribuidoras. Al final son trabajadores de todos los sectores y el perjuicio es enorme para Zamora; por eso tenemos que ayudarnos entre todos”, expresaba en mitad de la concentración.

La crisis para el sector puede ser de dimensiones nunca antes conocidas y por eso el periodo de actuar debería comenzar ya, como así defiende el chef Pedro Mario Pérez, del restaurante El Ermitaño. “Estamos convencidos de que no somos el problema, sino parte de una solución”, indicaba. “Nadie en ningún sector ha tomado más medidas de seguridad como la hostelería y por eso creemos que nos deben escuchar para poder solucionar este problema de la mejor manera posible y siempre teniendo en cuenta que lo importante es lo sanitario”, reclamaba el estrella Michelín zamorano.

Noticias relacionadas: Lista de las ayudas que dará la Junta de Castilla y León a la hostelería

VÍDEO | La hostelería, en pie de guerra: "Zamora existe y los hosteleros estamos arruinados" Patricia Mena