Con el nuevo estado de alarma y con las comunidades autónomas legislando para cada uno de sus territorios, la confusión entre los ciudadanos gana enteros a la hora de saber qué se puede hacer y qué no durante las próximas jornadas. Aunque la recomendación general es quedarse en casa el máximo tiempo posible para intentar contener el impacto del coronavirus, en Castilla y León todavía están permitidos ciertos desplazamientos y actividades, con evidentes limitaciones.

Por partes. Lo primero que conviene saber es que, salvo que exista una causa de peso justificada, no se podrá salir de los límites de la comunidad autónoma a partir de hoy a las dos de la tarde. Aún así, si se quiere salir antes de las dos del mediodía de hoy, hay que valorar si la comunidad autónoma de destino acepta viajeros del exterior o no. Si no es así, se saldría de Castilla y León con la intención de llegar a un lugar en el que no se permite la entrada de personas.

Eso por lo que refiere a la movilidad entre regiones. Entre provincias no hay restricciones. Aunque no se puede salir de Castilla y León, un zamorano sí que puede ir a pasar el fin de semana a Burgos y un palentino, por ejemplo, puede venir a pasar unos días a Zamora. Esto solo tiene una excepción, y es que las zonas de entrada o de salida no se encuentre confinadas perimetralmente, como ocurre todavía en algunos municipios de la comunidad autónoma. En estos territorios no se podrá ni entrar ni salir salvo, que, de nuevo, exista alguna causa justificada que avale el desplazamiento.

El cierre de las fronteras de Castilla y León a partir de hoy por la tarde no afecta a los límites internacionales. Los zamoranos, por ejemplo, no podrán ir a Madrid ni atravesar el límite noroeste de la provincia para presentarse en Galicia, pero nada les impide personarse en Portugal. El cierre perimetral de Castilla y León afecta a los límites nacionales de la comunidad, no a los internacionales.

Lo que no cambia es el confinamiento nocturno, conocido últimamente como “toque de queda”. Los zamoranos no podrán salir de casa entre las diez de la noche y las seis de la mañana salvo urgencias debidamente justificadas. Esta medida, que se impone en Zamora desde hace ya algunas jornadas, ha logrado reducir los desplazamientos por la provincia durante las horas de referencia.

Las nuevas medidas de restricción entran en vigor justo en el Puente de Todos los Santos, una de las épocas del año con más movilidad asociada el turismo. Con el sector en una posición muy delicada, la Organización de Consumidores y Usuarios recuerda que si había previsto un viaje a otra comunidad autónoma que ahora no se puede realizar por las nuevas medidas, el viajero tiene derecho a solicitar la devolución del dinero pagado por anticipado tanto en lo referente a billetes para el desplazamiento como a estancias, así como lo pagado por adelantado a las agencias de viajes.