La Audiencia Provincial de Zamora ha dejado visto para sentencia el juicio contra un hombre acusado de dos delitos, uno contra la salud pública y otro de tenencia ilícita de armas. Las partes han llegado a conformidad, por lo que el acusado deberá cumplir una condena total de tres años y medio de cárcel.

En su intervención, el abogado de la defensa ha señalado que su cliente, con problemas de drogadicción, va a ingresar de manera voluntaria en un centro de desintoxicación, tras lo que se pedirá la suspensión de la pena impuesta.

Los hechos ocurrieron en enero del pasado año, cuando una patrulla de la Policía Nacional que prestaba servicio en la zona de Las Llamas identificó al acusado y, tras un cacheo, le encontraron cerca de 50 gramos de heroína destinada a su comercialización. Al día siguiente, tras consentir que se le practicara un registro en su vivienda, los agentes encontraron varias escopetas, pero él no pudo acreditar que tuviera permiso de armas.

La Fiscalía ha tenido en cuenta la atenuante de drogadicción para reducirle la pena solicitada y la multa solicitada, que asciende a 2.400 euros, precio que habría alcanzado en el mercado la venta de la heroína sustraída.