Los ciudadanos de Zamora están mostrando “un alto grado de cumplimiento” del toque de queda. Así lo indicó este lunes el subdelegado del Gobierno en la provincia, Ángel Blanco, que hizo un balance de las dos primeras noches con restricciones a la movilidad nocturna. Cabe destacar que, en el conjunto de Castilla y León, el horario fijado para esta medida va de las 22.00 a las 6.00 horas, una franja más amplia que en otras comunidades autónomas.

Aun así, el respeto de los zamoranos hacia el toque de queda está siendo tal que Blanco reconoció que las madrugadas del sábado al domingo y del domingo al lunes fueron “muy tranquilas”, tanto en la capital como en la provincia: “No ha habido ninguna novedad digna de reseñar”, destacó el subdelegado del Gobierno.

VÍDEO | Zamora acata el toque de queda

En ese sentido, el representante gubernamental explicó que los agentes de la Policía Nacional, de la Policía Municipal y de la Guardia Civil “no han visto grupos de personas”, por lo que apenas han tenido que sancionar a seis personas entre ambas jornadas.

Además, en estos primeros días del toque de queda, los agentes están dejándose ver por la ciudad y también por las diferentes localidades de la provincia para disuadir a cualquier potencial incumplidor de estas medidas. El subdelegado destacó “el esfuerzo” de las fuerzas y cuerpos de seguridad, y reclamó constancia a la ciudadanía para prolongar el ejemplar cumplimiento de las restricciones.

En este punto, Ángel Blanco quiso hacer hincapié en la colaboración de los responsables de los negocios “más afectados por estas medidas”, como los relacionados con la hostelería y también los cines, que han adaptado sus horarios a la nueva realidad sin dar lugar a ningún conflicto.

12

GALERÍA | Las imágenes de Zamora bajo el toque de queda

Por otro lado, Blanco también agradeció la colaboración ciudadana a través de llamadas que sirven para “prevenir y localizar infractores” en el contexto de unos días con balance favorable también en Benavente y Toro. El subdelegado del Gobierno habló este lunes con los alcaldes de ambos municipios, Luciano Huerga y Tomás del Bien, para constatar esa realidad, y para reclamar su apoyo a la hora de mantener ese comportamiento.

En cuanto a las sanciones impuestas durante la semana pasada, más allá de la declaración del toque de queda, la Subdelegación del Gobierno informó del registro de veinte denuncias por el mal uso o la ausencia de la mascarilla; once de ellas fueron tramitadas por la Policía Nacional, mientras que las nueve restantes correspondieron a la Guardia Civil.

En lo referente al ocio nocturno, Zamora volvió a pasar la semana sin grandes novedades, más allá de una sanción ubicada en el capítulo relacionado con la tenencia, exhibición o uso de armas.

Por tanto, la tendencia sigue siendo de cumplimiento general de las medidas, un factor importante en este contexto de incremento de los casos en la provincia.