Uno de los objetivos estratégicos que se ha marcado el Ayuntamiento de Zamora dentro del Plan de Desarrollo Local es el de reducir la burocracia y mejorar la gestión local relacionada con las empresas. Por eso, una de las primeras medidas encaminadas a lograr este objetivo es la realización de una auditoría sobre los trámites de actividad empresarial. El problema de la capital con las licencias será por fin abordado, como así reclaman desde hace años tanto emprendedores como colegios profesionales. Una iniciativa que podría sentar la primera base de una nueva ciudad: la ciudad donde, quien quiera, pueda desarrollar su vida sin ningún tipo de impedimento.

El Ayuntamiento de Zamora ha presentado el documento del Plan de Acción de Desarrollo Local, con el que se pretende dinamizar y fomentar la economía de la ciudad. Una iniciativa presentada por los concejales de Hacienda y Turismo, Diego Bernardo y Christoph Strieder, en el que se establece un marco general de actuación de cara a los próximos años. El documento impulsado por el Ayuntamiento ha sido fruto de un amplio proceso participativo con distintas instituciones públicas, entidades representativas de la ciudadanía y empresas de la ciudad y de su alfoz para diseñar y poner en marcha medidas que contribuyan a mejorar el entorno empresarial e impulsar la actividad económica de la ciudad.

Para llevar a cabo las medias concretas encaminadas a desarrollar las líneas de actuación trazadas en el Plan se establecerán diferentes vías de financiación a través del presupuesto municipal y de convenios de colaboración con otras entidades participantes, así como la captación de fondos europeos y de la colaboración transfronteriza con Portugal. El Plan de Desarrollo Local cuenta con el respaldo, entre otros, de la Diputación Provincial de Zamora, la Universidad de Salamanca, Azeco, CEOE-Cepyme, Cámara de Comercio, UGT, CCOO, Asociación de Jóvenes Empresarios y colegios profesionales, con quienes se ha pactado su colaboración.