La Audiencia Provincial de Zamora acaba de condenar a seis meses de prisión a un enfermo mental, con minusvalía psíquica por esquizofrenia y que había bebido, por un delito de abuso sexual por proponer relaciones sexuales a tres adolescentes menores de 15 años de Toro, a las que abordó en la calle. 

El acusado, que admitió los hechos, reconoció que al pasar las menores delante de él les espetó: "Os doy cien euros y venís a chingar ". Las adolescentes, asustadas, corrieron a refugiarse en una tienda de chucherías donde relataron lo ocurrido con este varón que reside en el municipio toresano. 

El abogado de la defensa manifestó, al concluir la vista, que "estoy seguro de que este hombre no sabía lo que hacía" debido a la esquizofrenia que padece y a que ese día había bebido", de hecho había salido del supermercado de comprar bebidas alcohólicas cuando ocurrieron los hechos. 

El imputado, "asustado al escuchar que el fiscal le pedía cárcel", según su letrado, no quiso celebrar el juicio previsto para hoy y se conformó con la pena solicitada por el Ministerio Fiscal, que la redujo en 18 meses.