Zamora prepara un homenaje a Sigismund Thalberg, el autor de la Marcha Fúnebre convertida en un símbolo de la Semana Santa de Zamora, con motivo del 150 aniversario de su muerte, el 27 de abril de 2021. El músico suizo fue un excelente compositor y destacó asimismo como violinista hasta tal punto de que la escuela napolitana se basa aún hoy en sus enseñanzas.

La soprano Conchi Moyano y la pianista Sofía Merchán, que ha hecho su máster y está realizando su doctorado sobre Thalberg, son las encargadas de llevar adelante el proyecto que consiste en la grabación de tres discos con la obra vocal del autor y la celebración de al menos dos conciertos en el Teatro Principal. La concejala de Cultura, María Eugenia Cabezas, presentó ayer la iniciativa que cuenta con el respaldo del Ayuntamiento.

Conchi Moyano explica que la idea es grabar íntegramente las 48 canciones de Thalberg, con ella misma como soprano y Sofía Merchán al piano. “Es un trabajo muy serio que vamos a realizar gracias a la investigación de Sofía Merchán, pianista con al que voy a grabar los discos. Ha buscado los materiales, difíciles de encontrar, en Nápoles y Alemania. Hay canciones que son verdaderas joyas, nos estamos sorprendiendo muchísimo de la calidad de estas piezas escritas para voz femenina, porque las escribió para su mujer, que era soprano”. Muy pocas de estas piezas están grabadas y en todo caso no con una mínima calidad.

Dos de los discos se espera que estén listos este año y el otro en 2021 año en que se espera poder celebrar en el Teatro Principal dos conciertos.

Uno de ellos consistirá en la presentación de los discos “junto con la participación de distintos artistas zamoranos con versiones de la Marcha de Thalberg”.

El segundo concierto consiste en una recreación del duelo entre Thalberg y Liszt en París, en 1837, en el que se pretendía dirimir cual de los dos pianistas era mejor en aquella época. Para ello, “traemos un pianista italiano, Giuseppe Devastato, y otro suizo. El primero, está considerado “el mayor exponente de la Escuela pianística de Nápoles basada en la técnica de Thalberg y el mayor especialista en Thalberg”. Se trata de que estos conciertos tengan un mayor recorrido que las actuaciones en la capital, para acercarlos a otras ciudades españolas, además de Nápoles “y quizá Viena”.

Además se pretende completar el programa de actos del 150 aniversario con charlas y otras actividades “Estamos esperando la colaboración de otras instituciones”, indicó Moyano.

La grabación de los discos se pretende hacer en Bérgamo, aunque todo dependerá de la situación de la pandemia y las posibilidades de viajar a Italia.