La próxima Cumbre Hispano-Portuguesa que se celebrará a primeros del mes de octubre en la localidad lusa de Guarda está llamada a ser un revulsivo a favor de las políticas de desarrollo económico y demográfico de la provincia de Zamora, especialmente en lo tocante a la zona de La Raya. Desde el Partido Socialista quieren aprovechar esta cita, no solo para estrechar lazos entre ambos países, sino para hacerlo de manera concreta entre Castilla y León y las regiones Centro y Norte del país vecino. Por eso, los parlamentarios regionales por las provincias de Zamora y Salamanca entregarán al resto de grupos un documento con más de una treintena de propuestas que la comunidad autónoma debería, a su juicio, abordar para aprovechar al máximo esta cumbre.

El procurador del PSOE por Zamora, José Ignacio Martín Benito, ha defendido que “es el momento de que Castilla y León deje de vivir de espaldas a Portugal”. Por eso, entre la batería de cuestiones “de competencia estrictamente autonómica” que elevará ante las Cortes, se encuentra la ejecución “antes de que concluya el año 2022” de las obras de la carretera autonómica ZA-921 y variante de Rihonor, que conduce desde Puebla de Sanabria hasta la frontera portuguesa.

Para los socialistas resulta igualmente importante promover la construcción del puente internacional sobre el río Duero, en la carretera CL-527, que enlace directamente con la IC-5 portuguesa sin tener que acudir al paso por el embalse de Bemposta. En materia de infraestructuras, también apuntan al favorecimiento del transporte por carretera entre la Región Norte de Portugal y la comarca de Sanabria para conectar con la estación de alta velocidad de Otero de Sanabria.

En el ámbito sociocultural, el documento elaborado por el Partido Socialista aborda la cuestión de retomar la educación bilingüe en los centros de La Raya, posibilitando intercambios de experiencias educativas entre municipios de ambos países. Asimismo, se propone a la Junta de Castilla y León que lidere el proceso de estudios y trabajos encaminados a la declaración por parte de la Unesco de las Fortificaciones de Frontera como Patrimonio Mundial de la Humanidad, incluyendo en el proyecto a las localidades de Puebla de Sanabria, Fuerte de Carbajales, San Felices de los Gallegos, Ciudad Rodrigo y Aldea del Obispo.

El Partido Socialista ha pedido a la administración dirigida por Alfonso Fernández Mañueco un “apoyo expreso” a la Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo que los gobiernos de España y Portugal suscribirán en la cumbre de Guarda. En esa cita, la comunidad autónoma debe ser protagonista, dado que se trata de recuperar demográficamente la frontera más castigada de Europa.

CRITERIOS “INJUSTOS” PARA RECIBIR FONDOS EUROPEOS

El Partido Socialista ha solicitado un cambio de criterios a la hora de repartir los fondos europeos de cohesión, al considerar que pequeños municipios y asociaciones no pueden concurrir con sus proyectos al no ser capaces de reunir el 25% del dinero que las bases piden para recibir el visto bueno. José Ignacio Martín Benito ha lamentado que, con las especificaciones actuales, tan solo son los grandes ayuntamientos, diputaciones, universidades y la Junta quienes tienen capacidad de presentar proyectos, dejando así de lado a los propios protagonistas que viven en La Raya.