Un aula de 1º de Primaria del colegio Nuestra Señora de la Candelaria es la primera clase que ha tenido que cerrarse a causa del coronavirus en la capital. La niña contagiada pertenecía a un grupo estable de convivencia, por lo que tanto ella como sus compañeros y los profesores que estuvieron en contacto no acuden al colegio desde el pasado jueves —segundo día tras el inicio de curso—, cuando los padres de la niña avisaron al centro de que ellos mismos habían dado positivo en las pruebas y que por lo tanto no llevarían ni a su hija menor ni a su hermana mayor al colegio, al que habían acudido el primer día de clase. Ambas alumnas dieron positivo posteriormente en sus respectivas pruebas. Zamora suma así el octavo aula cerrada en Castilla y León por estos motivos. Además, los protocolos recomiendan poner en cuarentena a toda la clase cuando se trata de grupos de convivencia estable, como es el caso de 1º de Primaria, pero no el de 5º de Primaria, donde estudia la hermana mayor.

Tanto a los profesores como a los compañeros de las contagiadas se les están practicando las pruebas PCR_para ver si también tienen coronavirus, aunque el contacto con ellas fuera “mínimo, ya que estuvieron solo un día en el colegio, usando mascarilla y respetando las medidas de distanciamiento”, según explicó el director provincial de Educación, Fernando Prada, quien recordó la importancia del seguimiento directo de posibles infecciones por parte del equipo COVID que tiene la dirección provincial, y que está formado por un médico, un farmacéutico y varios técnicos, en contacto continuo con el equipo COVID de cada centro educativo. Además, insistió en que las pruebas que se pueden realizar de manera voluntaria a través de la mutua de educación para padres y profesores “ayudará a una disminución de la carga asistencial en los centros de salud”.

Tras conocer este caso en la capital dentro de un grupo estable de convivencia, desde el sindicato UGT se denunció que hay “demasiados profesores en los grupos burbuja”, puesto que además del tutor, podía entrar en el aula el maestro de inglés, educación física o música, que también imparte clase en otras aulas donde no hay grupos de convivencia.

Aunque el sindicato agradeció que desde la Dirección Provincial de Educación se tuviera en cuenta esta circunstancia y se corrigiera en todos los centros, parece ser que los profesores de religión sí continúan entrando en esas aulas, “por tanto, la pretensión de los grupos estables de convivencia ha quedado en un mero titular, ya que estos profesores de religión imparten clase teniendo contacto con los demás grupos de Primaria”, advierten. Además, se preguntan qué ocurriría si uno de esos maestros especialistas que ha entrado en un grupo de convivencia diera positivo en COVID, “¿cuál sería la medida a adoptar?, ¿se haría pruebas a toda la comunidad educativa?, ¿se cerraría todo el centro?”. Por tanto, desde UGT se solicita “que se actúe con responsabilidad, porque es la salud de todos la que está en juego”.

Abiertos 110 centros educativos en la provincia con 19.960 alumnos

El curso 2020-2021 en Zamora se ha iniciado con una ligera bajada del número de alumnos (-0,16%) , que suman 19.960 estudiantes, repartidos en 110 centros —21 colegios rurales agrupados (CRA), 44 de Educación Infantil y Primaria, 19 institutos de Educación Secundaria, un CEO, un centro de educación especial, cuatro centros de adultos, una escuela oficial de idiomas, una escuela de arte, un conservatorio de música, un centro integrado de FP y doce centros concertados.

Aunque hay que lamentar el cierre del colegio de Mahíde y de Castroverde de Campos, este curso se ha podido reabrir la unidad de Arrabalde, que ha comenzado a funcionar con ocho alumnos de Infantil y Primaria, mientras que los centros de Villalba de la Lampreana y Fuentespreadas siguen en marcha con tres alumnos en cada uno.

La provincia cuenta también con 227 rutas de transporte escolar, que desplazarán a 3.073 alumnos de 53 centros educativos diferentes. Será 116 de esas rutas las que cuenten con acompañantes para niños de Infantil, Primaria, mixtas y de Educación Especial.

Este curso está previsto el funcionamiento de 53 comedores escolares, que atenderán a una media de 2.151 alumnos al día, de los que 1.724 tendrán derecho a la gratuidad total o parcial del menú._

Por último, el programa Madrugadores se desarrollará en 22 centros y el de Tardes en el Cole se hará en dos colegios.