La Liga Zamorana de la Educación y Cultura Popular regresa a la actividad con importantes novedades. La más destacada es la reducción obligada del número máximo de niños y niñas matriculados para las ludotecas de Zamora y Toro, que se reduce de 41 a 18 en ambos centros. Además, con el fin de atender y apoyar a las familias, el centro ha modificado su nombre y a partir de ahora pasará a conocerse como Centro de Conciliación y Apoyo a las Familias. Asimismo, se incorporarán actividades de juego en inglés y se apoyarán las tareas escolares de los niños y niñas más mayores, al objeto de complementar el trabajo de los colegios y que la situación actual no les suponga ningún tipo de perjuicio.