Parcelas más pequeñas y adecuadas a las necesidades del mercado es lo que pretenden ofrecer el Ayuntamiento de Zamora y Sepes, la Entidad Pública Empresarial del Suelo, en una parte del polígono La Hiniesta Ampliación, que fue inaugurado en 2008, pero en el que todavía queda una gran cantidad de terreno disponible.

Por este motivo, la entidad presentó al Ayuntamiento de Zamora, que es promotor del polígono, una propuesta, que fue informada favorablemente por el Consistorio.

El objetivo de la Entidad Estatal de Suelo, que gestiona el polígono de La Hiniesta, es la reparcelación de nueve parcelas que tenían una superficie de entre 3.000 y 6.900 metros y su transformación en quince nuevas parcelas de unos 2.000 o 2.100 metros cuadrados cada una.

La Hiniesta Ampliación dispone todavía de unos 96.000 metros cuadrados libres, lo que supone que el 46% de su superficie está sin vender.

En su mayoría corresponde a la tipología de parcela “media-aislada”, de hasta 5.000 metros de superficie.

En concreto, de este tipo queda por vender el 74% de la superficie, que son catorce parcelas de un total de veintiuna.

Respecto a las de tipo “general-aislada”, con más de 5.000 metros, la disponibilidad es del 43% y quedan cinco parcelas de doce.

Por el contrario, las 44 parcelas más pequeñas disponibles inicialmente con una superficie de hasta 1.500 metros se vendieron en su totalidad durante los dos primeros años de su puesta a la venta.

Con la última actuación planteada por Sepes, se reconvertirían en parcelas más pequeñas un total de 34.000 metros cuadrados, que corresponden en su mayoría al cuadrante situado entre las actuales naves nido y la carretera de La Hiniesta. Así, se pretende obtener productos inmobiliarios más ajustados a las necesidades presentes, dado que el mercado reclama parcelas de menores dimensiones.

Tanto el Ayuntamiento como Sepes quieren llevar a cabo esta actuación con el objetivo de reactivar el desarrollo del polígono industrial “habida cuenta del desequilibrio existente actualmente entre la oferta y la demanda”.

La modificación afectará a una superficie total de 34.098 metros de suelo lucrativo, lo que supone una tercera parte de la superficie que hay disponible.