Iglesias Peláez, padre del líder de Podemos. | E. Fraile

La Audiencia Provincial estudia si el juzgado de Zamora es o no competente para tramitar y resolver la demanda por daños al honor interpuesta por el padre del vicepresidente segundo del Gobierno de Podemos, Pablo Iglesias, contra la diputada nacional del PP, Cayetana Álvarez de Toledo por llamarle terrorista y reiterarse en dicha afirmación. Francisco Javier Iglesias Peláez, progenitor del líder de Podemos, exige 18.000 euros de indemnización a la exportavoz del PP en el Congreso de los Diputados por el perjuicio causado con dichas declaraciones, con una gran difusión, “una gran repercusión social y mediática”, por el escenario en el que las lanzó: la sesión pública de controla al Gobierno central PSOE-Podemos del 27 de mayo.

La condición de aforada de la diputada del PP, de la que gozan todos los integrantes del Congreso y el Senado, es el impedimento al que ha aludido el magistrado de Primera Instancia e Instrucción de Zamora que recibió la demanda, en la que el padre del alto cargo del Gobierno apuntaba que las palabras de la diputada del PP son “objetivamente ofensivas” e “inveraces”, además de recaer sobre alguien que no tiene “relevancia pública alguna”, salvo por ser padre de Pablo Iglesias, y desvinculado de la política en la actualidad.

El magistrado comunicó en un auto que no tenía competencia para llevar el asunto impulsado por Iglesias Peláez, un auto que está ya sobre la mesa de los magistrados de la Audiencia para su estudio y para determinar si el asunto debe acabar en manos del Tribunal Supremo o si puede tramitarse en el Juzgado de Zamora al tratarse de un asunto en vía civil.

El padre de Iglesias emprendió acciones judiciales en Zamora contra Álvarez de Toledo por “intromisión ilegítima en su derecho al honor” cuando espetó a Pablo Iglesias “usted es el hijo de un terrorista. A esa aristocracia pertenece: la del crimen político”, durante su intervención en el Congreso. El acto parlamentario tuvo una amplia repercusión mediática y en él reiteró su acusación después de que se le diera la oportunidad de rectificar y retirar sus palabras del acta de sesiones. De hecho, Iglesias Peláez reclama que se publique la sentencia en dos diarios de tirada nacional “a costa” de la parlamentaria del PP. Para el padre del vicepresidente segundo del Gobierno -que ya advirtió en esa sesión plenaria de que invitaría a su padre a demandar a la diputada popular- las manifestaciones de Álvarez de Toledo son “una evidente y clara vulneración del derecho al honor”. El propio Iglesias indicó a la diputada que sus palabras constituían un “delito”. Iglesias, en el debate que se produjo ese día en el Congreso, había llamado en reiteradas ocasiones “marquesa” a la diputada del PP.

Ni la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que instó a la portavoz del PP a rectificar y retirar tales expresiones del diario de sesiones de la Cámara Baja consiguió que Álvarez de Toledo accediera, sino todo lo contrario, la diputada replicó que Iglesias Peláez “era militante del FRAP”, el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota.

Vuelver a ver AQUÍ el vídeo de la polémica: "Es usted el hijo de un terrorista".