El zamorano, en la Plaza de Toros de las Ventas. | Rubio

Martínez Bueno en la terraza del Parador en 1998. | Felmar

Comida con amigos zamoranos en 2006 en el Sancho 2. | Rosana Espada

Martínez, junto al expresidente de la Junta Juan José Lucas. | Archivo

Agustín Martínez Bueno, nacido en 1943 en Villalba de la Lampreana, ha fallecido en Bilbao a los 79 años. Martínez Bueno, conocido y exitoso empresario, dedicó su vida a los mundos del periodismo y la hostelería, las dos coordenadas que marcaron su vida y que constituyeron sus dos pasiones.

El zamorano abandonó su tierra a la edad de quince años para instalarse en Bilbao, donde desarrolló una intensa actividad laboral en el mundo de la información —estudió allí el Bachillerato y después se matriculó en la Universidad de Navarra, donde cursa los estudios de Periodismo—. Ejerce como redactor varios años, siendo cronista de sucesos, de internacional y de deportes, entre otras secciones. Trabaja en el gremio hasta que conoce a Marian Anasagasti, su mujer.

Tras contraer matrimonio, Martínez Bueno asume la dirección del Grupo Ercilla, que entonces contaba solo con el hotel establecido en Bilbao y que hoy cuenta con varios establecimientos y con una importante cadena de restaurantes. El empresario contó con numerosas distinciones por su labor. Premio Restauradores en 1995, Personaje del Año en la Industria Hotelera en 1997, Medalla de Oro al Mérito Turístico y Zamorano del Mes por LA OPINIÓN-EL CORREO DE ZAMORA en el mes de febrero del año 1998.

Martínez Bueno ha sido símbolo del grupo de hoteles, donde ha demostrado su capacidad de trabajo y su visión para los negocios. El Ercilla, que durante años se convirtió en centro de la vida social de Bilbao, debe su fama a la gestión directa del empresario zamorano. Padre de tres hijos, el Grupo Ercilla no existía como tal cuando él coge el mando. Actualmente el grupo cuenta con hoteles en todas las categorías, desde el lujo hasta las tres estrellas, en diversos puntos de la geografía española, desde el País Vasco hasta Castilla-La Mancha.

Bajo su dirección los hoteles se han convertido en referentes y los restaurantes han hecho acopio de numerosos premios gastronómicos. Entre sus últimos proyectos para Zamora destaca la idea de organizar un foro empresarial de zamoranos que vivieran fuera de la provincia para poner sobre la mesa ideas que sirvieran para fomentar el desarrollo de la provincia.

Hombre sencillo y apegado a su tierra, Agustín Martínez Bueno fue un conocido aficionado a los toros. También muy ligado a Salamanca, su presencia en la plaza de La Glorieta fue habitual hasta las últimas ocasiones.

La misa de funeral se celebrará este jueves a las siete de la tarde en la parroquia de Nuestra Señora de las Mercedes de Las Arenas (Bilbao).