Islas verdes entre piedras

Islas verdes entre piedras

Seis meses después de la última exposición, el Museo Etnográfico de Castilla y León ha vuelto a poner su Espacio Rampa al servicio del arte con la muestra “Los paisajes del hombre. Jardines secretos en la ciudad murada”, con pinturas del arquitecto José Carlos Sanz Belloso. “Reabrimos el museo a actividades con esta propuesta que nos parece exquisita por ese trenzado de discurso urbanístico, ecológico, humano y cultural en una misma propuesta expositiva”, explicó el director del museo, Pepe Calvo.

Se trata de una colección de dibujos realizados con pluma estilográfica sobre papel, con tonalidades cálidas —donde predominan los verdes y los grises—, ya que los protagonistas de estas imágenes son aquellos jardines y espacios naturales erigidos entre las piedras de las ciudades amuralladas de Castilla y León.

Presente en la inauguración, el artista reconoció que la pretensión de los dibujos no es tanto artística como antropológica. “Hay grandes dibujantes e ilustradores, pero lo que yo pretendo no es tanto buscar el virtuosismo como sugerir cosas que se puedan adivinar”. Y entre ellas están las diferentes formas de estos jardines urbanos en ciudades “montadas sobre peñas, con murallas y zonas verdes dentro del casco urbano, jardines artificiales conseguidos a base de rellenos de tierra de las vegas, contenidos por muros, es decir, obras antrópicas donde podemos imaginar el esfuerzo que supuso realizarlas desde la época medieval”, valora Sanz Belloso. Se trata, por tanto, de llamar la atención sobre esas “islas verdes”, muchas de ellas en clausura o particulares, “que son depositarias de una gran tradición jardinera en toda Castilla y León”, indicó.

La instalación, ideada por el propio Sanz Belloso junto a la conservadora del museo, Ruth Domínguez, también tiene su protagonismo. “Se puede disfrutar como cualquier muestra de arte contemporáneo meramente visual, sensorial y lúdica, haciendo un recorrido no lineal que quiere propiciar deambulaciones de idas y venidas”, invitó el artista.

El título de la obra hace un guiño al libro “El paisaje del hombre”, obra esencial sobre arquitectura y naturaleza. “Todos nuestros paisajes, en definitiva, son construidos, han sido hechos y rehechos, consolidados a lo largo de cientos de años”, consideró.

La colección se completa con una serie de pequeñas obras sobre escritura vegetal o bioescritura, que juega con los desarrollos biológicos de las plantas y sus posibles relaciones formales con sistemas de escritura de occidente.

La muestra permanecerá en el Espacio Rampa del Museo Etnográfico de Castilla y León hasta el próximo 8 de noviembre, donde se podrá visitar, de manera gratuita, de miércoles a domingo, en horario de mañana de 10.00 a 14.00 horas y de tarde de 17.00 a 20.00 horas.

RECORRER EL CASCO ANTIGUO PARA DESCUBRIR A PROTAGONISTAS DE LA MUESTRA

El arquitecto José Carlos Sanz Belloso aprovechó la inauguración de esta exposición en la rampa del museo para anunciar que el Etnográfico ha organizado para el próximo 24 de octubre un taller alrededor de esta singular muestra, abierta al público. Con todas las oportunas medidas de seguridad, los participantes podrán comentar primeros los aspectos más llamativos de esta colección de imágenes inspiradas en la naturaleza urbana para luego salir a la calle a descubrir de primera mano estos pequeños oasis. Para ello, se organiza una excursión por el casco histórico de la ciudad que se parará tanto en los jardines de clausura como en aquellos privados, que se podrán contemplar desde la calle. “Así nos podremos apropiar de ellos de una forma directa”, invitó el artista, quien apuntó que estas zonas en el casco antiguo de Zamora “generan un paisaje verde muy interesante, que compagina además muy bien con la piedra”, describió.